CIRCULO FEMENINO: SANACIÓN CON EL HUEVO DE OBSIDIANA

3er Encuentro Circular: Sanación y Reconexión con nuestro Templo Matriz
SANACIÓN CON EL HUEVO DE OBSIDIANA DESDE LA VISIÓN AMAWTICA

Fecha: Sábado 18 de junio 2016  Hrs. 17:00 a 20:00
Lugar: Asociación de Vecinos Sant Josep, C. Ebro, 18, L’Hospitalet de Llobregat <Metro L1 : Parada: Florida o Can Cerra>

obsidiana

BIENVENIDA:

Gracias por llegar hasta aquí <3…

Este es el tercer encuentro circular de Primavera-Verano. Lo dedicaremos a honrar uno de los misterios más bellos de la vida: NUESTRA MATRIZ o UTERO, nosotras le llamamos el TEMPLO MATRICIAL, pues reconocemos que es a través de este templo que nace lo más sagrado: La Vida.

En este encuentro, seguiremos profundizando sobre la sabiduría que encierra nuestro Templo Matriz, y en especial compartiremos desde la visión Amawtica, el trabajo que llevamos delante de una de las piedras sagradas que usamos para la elevación de la conciencia y activacion de nuestro templo matricial: EL HUEVO DE OBSIDIANA.

Además de responder inquietudes y preguntas compartiremos la palabra sobre:

  • La Activación de los templos Matriciales, que para nosotros es ir un paso más allá de la Bendición de Útero, y la ceremonia ancestral andina de re-activación del Templo Matricial.
  • Huevo de Obsidiana como herramienta amawtica para la Elevación de la Consciencia.
  • La elección y el por qué insistimos en la importancia de que no tenga sellos ni perforaciones.
  • Forma de uso  y sus cuatro pilares de activación.
  • Sobre la ciclicidad, y el trabajo combinado con otras piedras sagradas
  • La lectura del huevo, su relación con el campo aúrico y el campo merkabico
  • La importancia del acompañamiento que debe realizarse en cada caso, quienes pueden hacerlo, y cuando puedes hacerlo sola?
  • La sanación de la pareja y la sexualidad sagrada, a través del uso compartido del Huevo de Obsidiana.
  • Los niños obsidiana, de cómo influye el uso del huevo en la concepción y la preparación de la matriz.
  • Algunas experiencias…
  • Otras inquietudes…

Y además compartiremos la Danza de la Obsidiana, una danza femenina de activación de nuestra energía kundalini y su elevación chakra por chakra,  que permite fortalecer el enraizamiento, elevar la vibración de nuestro templo sagrado y activar nuestra energía vital.

Y haremos una Meditación Activada para re-conectar con nuestro Templo Matricial y trabajar con la energía sutil del Huevo de Obsidiana.

Guiará y acompañará la energía circular: Warawara – Neila Marquina. Wilumi, Mujer Medicina, sacerdotisa Amawtica. trabaja con piedras sagradas desde el 2012. Conectando con los Archivos del Alma, el lenguaje Akhasico y las piedras de poder femeninas.

 

QUE NECESITAS
* Lo más importante venir con el corazón abierto y la mente vacía de prejuicios.
* Si puedes ven con ropa cómoda, trae una falda o pareo para la danza (algo que te permita conectar piel a piel con tu matriz y tu templo sagrado.
* Puedes traer algo para compartir entre todas (comida y bebida sana)
* Los elementos que desees poner en el altar comunitario, piedras, semillas, flores e instrumentos de música, son bienvenidos.
* Si has trabajado con el huevito de obsidiana u otras piedras de poder puedes traerlo para honrarlo.
MÁS INFORMACIÓN:
Estaremos un aproximado de dos horas y media, los niños y niñas son bienvenidos tienen un pequeño espacio de juego. Esta vez no tenemos espacio para las mascotas! Lo sentimos!.

RECIPROCIDAD:
15.- Eu.
13.- Eu. (Para socios del centro)

INSCRIPCIONES:
Telef.:  633 345 973 Neila Marquina  // 607 074 841 Lurdes Griño
E-mail: neila.mujermedicina@gmail.com
Web: mujermedicina.wordpress.com

CIRCULO FEMENINO: SANACIÓN Y RECONEXIÓN DEL TEMPLO MATRIZ

matriz2do Encuentro del circulo femenino para hombres y mujeres:
SANACIÓN Y RECONEXIÓN CON NUESTRO TEMPLO MATRIZ
  Danzas de Activación de los chakras · Meditación Activada · Rueda de Palabra

BIENVENIDA y BIENVENIDO....
Gracias por llegar hasta aquí… se bienvenida!!!
Este es el segundo encuentro circular del ciclo que comenzamos para Primavera-Verano. Lo dedicaremos a honrar uno de los misterios más bellos de la vida: NUESTRA MATRIZ o UTERO, nosotras le llamamos el TEMPLO MATRICIAL, pues reconocemos que es a través de este templo que nace lo más sagrado: la vida.

Hay un dicho en los pueblos indígenas: “La tierra es madre, la tierra es mujer, la naturaleza es mujer, la vida es mujer.”

Dicen que: “…la mujer es la extensión de la madre tierra… que las mujeres le prestamos nuestra matriz a la Madre Tierra para que tenga hijos, es ella la madre original que nos ha concebido. Nos dicen que cuando nacemos pasamos de un útero a otro útero pasamos del vientre materno, al vientre de la madre tierra”, por esto la mujer que ha iniciado su ciclo menstrual es honrada y sagrada en cada comunidad, ya que se ha convertido en un símbolo de vida.

Nosotras como mujeres, reflexionamos mucho en esto, y sentimos que nos toca asumir nuestro compromiso y tomar las riendas, pues ahora esta en nuestras manos, prepararnos para recibir a nuevos seres de luz, sabios y sabias, que nacerán de esos templos matriciales. Pero también de esas “ideas – sueños o proyectos” que también son nuestros hijos y que pueden cambiar poco a poco la humanidad.

Eso saben nuestros abuelos, nuestros sabios, ellos dicen que es importante que la mujer despierte, que tome consciencia de su Rol, de madre, de gestadora, de diosa, porque nosotras conduciremos a la nueva humanidad.

Por todo esto te invitamos a que puedas sumarte a este círculo en el que a través de la magia circular, nos encontraremos, danzaremos, cantaremos, nos escucharemos y a través de la danza y meditación activa entraremos dentro de nuestro templo para honrarlo, “bendecirlo”, sanarlo y limpiarlo.
Este círculo está dedicado a todas las mujeres que sienten que ha llegado el momento de re-conectar con su templo sagrado, pero también a los hombres que deseen honrar el templo que les dio vida.

QUE NECESITAS
* Lo más importante venir con el corazón abierto y la mente vacía de prejuicios.
* Si puedes ven con ropa cómoda y falda (algo que te permita conectar piel a piel con tu matriz.
* Puedes traer algo para compartir entre todas.
* Los elementos que desees poner en el altar comunitario, piedras, semillas, flores e instrumentos de música, son bienvenidos.

MAS INFORMACIÓN:
Fecha: Sábado 28 de mayo 2016 Hrs. 17:00 a 20:00
Lugar: Neixer a Casa · (Ronda St. Pere, 44 – Barcelona) <Metro Urquinaona L1-L4>
Guían la actividad: Warawara y Naijani

Estaremos un aproximado de tres horas, los niños y niñas son bienvenidos tienen un pequeño espacio de juego. Esta vez no tenemos espacio para las mascotas! Lo sentimos!.
Reciprocidad: 25eu. (Si deseas venir y ves que este es un inconveniente ponte en contacto con nosotras veremos que podemos hacer!)

INSCRIPCIONES:
Telef.: 633 345 973 Neila Marquina // 607 074 841 Lurdes Griño
E-mail: neila.mujermedicina@gmail.com
Web: mujermedicina.wordpress.com

DE ÚTERO A MATRIZ… peregrinando hacia nuestro templo sagrado.

Jallalla hermanitas de todo el planeta, que el amor de la sagrada madre  Pachamama les guie, que la sabiduría del Gran Espíritu les ilumine y que los Guardianes de los cuatro espacios sagrados nos unifiquen.

Hoy quiero hablar de un tema que es muy importante, vital para todas nosotras las mujeres, tanto para quienes estamos siguiendo el Camino Rojo de la Pachamama (Madre Tierra), como para quienes, han empezado a seguir el camino de sanación de su Templo Matricial, al que muchas de nosotras conocemos como útero o matriz.

10805670_784059408335482_8700033984410236212_nEs hermoso ver como en los últimos años, se han extendido por el mundo círculos y grupos de mujeres, que están colaborando en el despertar femenino, a través de la sanación y bendición del útero, a través de la re-conexión con la menstruación y los ciclos lunares, a través de la respiración ovárica, a través del artemenstrual, a través de la activación de su matriz primigenia, como dice una de nuestras kullakitas y a través de otras formas desarrolladas y canalizadas por mujeres medicina.

Así también, es hermoso ver, cómo este proceso está dando sus frutos, pues a través de este trabajo colectivo, de hormiga, de una a una, se está restableciendo de a poco la conexión de las mujeres con la Madre Tierra. Un paso de vital importancia para que este tiempo de cambio se consolide, para que el cambio de conciencia se pueda manifestar en actos más concretos.

Sin embargo aún es necesario que profundicemos en la sabiduría de este gran movimiento planetario femenino. Ha llegado el momento de ir más allá, y meditar  y profundizar en el misterio femenino que lleva nuestro útero o nuestra matriz.

Desde el espacio femenino de la Escuela Amawtica, les invitamos a reflexionar pues sentimos que ha llegado el momento en que las mujeres debemos recuperar la verdadera esencia de nuestra matriz, de nuestro útero y devolverle su lugar como TEMPLO SAGRADO MATRICIAL.

Legado de Sabiduría Ancestral Femenina

Esta sabiduría viene de nuestros mayores, de las sabias y sabios de pueblos originarios, que han conservado el misterio femenino que nos unifica a la Pachamama. Ellos nos recuerdan…

“La tierra es madre, la tierra es mujer, la naturaleza es mujer, la vida es mujer.”

La mujer es la extensión de la madre tierra, mujer para el pueblo Nasa, es sinónimo de ombligo de la madre tierra, y así como el ombligo es el origen de la vida humana, y la vida se recrea en un vientre de mujer. Así también el vientre de la madre tierra, es el espacio donde la vida se recrea, de las plantas, los animales, las piedras e inclusive la vida de toda la humanidad.

infinito

Dicen los sabios y sabias amawtas, que las mujeres le prestamos nuestra matriz a la Madre Tierra para que tenga hijos, es ella la madre original que nos ha concebido.  Nos dicen que cuando nacemos pasamos de un útero a otro útero pasamos del vientre materno, al vientre de la madre tierra.

Cuentan las abuelas aymaras, que antes, las mujeres que no podían tener hijos, pasaban largas horas meditando en las mankapachas o cuevas uterinas de la tierra, y de ahí salían embarazadas. Decían que estas mujeres llevaban en su vientre el hijo que la madre tierra ha concebido.

La Pachamama, es  la matriz originaria que concibe la vida, que la sostiene y que la reabsorbe. El útero de la mujer, representa esa matriz de la Madre Tierra. El espacio sagrado, espiritual, la casa del mundo, donde nace la vida. El útero de la mujer es más que un órgano, es el TEMPLO SAGRADO DE LA MADRE.

El útero de la mujer, es el Templo Sagrado de la Pachamama, a través de este espacio sagrado que está dentro de la mujer, la vida puede manifestarse. Este es nuestro regalo, sí nosotras somos portadoras de este Don,  de Ser como la Madre Tierra, de poder dar vida así como ella da vida.

A pregnant mother with the world as her belly

Una mujer embarazada con el mundo como su ombligo.

Si reflexionamos, nos daremos cuenta que lo más sagrado se gesta en el útero femenino, en ese periodo de gestación hay un momento donde la chispa divina al fin puede hacerse materia, donde la esencia del Gran Espíritu, del Innombrable, del Todo lo que es, puede hacerse manifiesta. Esto es sagrado.

Por eso siempre en los pueblos de nuestros abuelos, el momento en que una mujer tenía su primera lunación (menstruación) era una fiesta porque recibía el mayor regalo, la mayor “bendición” para toda la comunidad, se hacía Pachamama, esto le hace bendita, santa, sagrada y todo su pueblo le honraba pues sabía que era portadora  de la Vida.

Regina1-0011-248x300

De ahí la importancia de recuperar la memoria, de limpiarnos, de sanar nuestro pasado, de limpiarnos por dentro, de liberarnos, de ocupar nuestro lugar. De ahí, la importancia de recordar nuestros ritos sagrados. Es importante recuperar la consciencia del embarazo, de la maternidad, del parto… de la creación.

El útero, vientre o matriz de la mujer hace al humano, al hombre pero es la Pachamama quien en su vientre que es toda ella lo sigue haciendo hasta que nos despedimos de ella.

La Pachamama, está pariendo, nos está pariendo constantemente, no está enseñando, nos está alimentando, ella es el vientre sagrado… el templo sagrado en el que la humanidad está gestándose. Porque lejos de estar ya terminada esta humanidad está en un proceso aún de gestación.

Por eso el útero, la matriz, es sagrada, para nuestros abuelos sabios, para nuestros mayores, ellos sabían todo esto, es importante volver a recordar… porque todo lo que es afuera es adentro.

Las mujeres tenemos que volver a conocer este misterio, a lo sagrado.

 

Si ven el vientre de una mujer cuando está embarazada es redondo, pues es como la Pachamama. Hay que ver… la mujer en su embarazo está en un estado de gracia, de bendición, en un estado sagrado, de Diosa, como la Pachamama y hay que celebrarla, cuidarla, honrarla comunitariamente, tribalmente.

Por eso también nuestras casas,  deberían volver a ser úteros, volver a ser circulares, volver a tener la misma forma que la Pachamama.

9d90f98c53ec776a15b2c69af48ce64fHasta ahora la humanidad no ha sido consciente, no se ha preparado para traer seres de luz como nosotr@s, l@s que estamos leyendo esto, y hemos sufrido las consecuencias.

Ya nos toca asumir nuestro compromiso y tomar las riendas, pues ahora esta en nuestras manos, prepararnos para recibir a nuevos seres de luz, sabios y sabias, que nacerán de esos templos matriciales. Este es un trabajo de una a una, de paso a paso pero que un día tendrá sus frutos, y lo podrán ver.

Eso saben nuestros abuelos, nuestros sabios, ellos dicen que es importante que la mujer despierte, que tome consciencia de su Rol, de madre, de gestadora, de diosa, porque nosotras conduciremos a la nueva humanidad.

Solo así podremos avanzar en este nuevo tiempo que es Warmi. Que es femenino, que tiene que volver a su esencia desde y hacia el corazón, hacia el amor por el Todo y para Todos los seres, comunitariamente.

Por eso también es importante recuperar nuestra ritualidad, para todos los momentos femeninos, para los actos que hacen estado en la mujer. En la mankapacha, por ejemplo, que es una ceremonia ancestral andina, donde nos volvemos sus wawitas, nos sembramos como semillas, entramos en el vientre de la madre primigenia, permitimos que la Pachamama nos geste un poquito, nos crie un poquito y nos hagamos más  Umha-nos, más conscientes para renacer con más amor.

Está bien realizar la bendición, sanar, re-conectar con el útero… pero hay que ir más allá, ha llegado la hora de peregrinar con humildad hacia nuestro templo, que es la matriz, el Templo Sagrado de la Madre Tierra, de Re-conectar con él, y después Re-activarlo Ceremonialmente, Ritualmente, como lo hacían nuestros ancestros.

Ahora debemos prepararnos, llamamos a todas las mujeres medicina que reciban en su corazón este mensaje, para re-conectar con el amor de la Pachamama a estos templos sagrados femeninos. Estos templos donde se gestara la nueva humanidad.

Jallalla!!  · Que este mensaje llegue a sus corazones.

 

Warawara
Madre · Wilumi · Mujer Medicina · Guardiana de los Misterios Sagrados
Sacerdotisa de la Pachamama, Sacerdotisa Solar y Lunar.

Miomas uterinos. Heridas emocionales de una mujer desvalorizada

El Universo bendice a la mujer con el don de dar la vida a través de uno de los órganos más sagrados: el útero, que desde el plano espiritual y energético recibe el nombre de «vida». En el útero poseemos un importante centro de captación de energía femenina que contiene vida, es vida y genera vida, por eso su nombre no podría ser más adecuado. Es uno de los órganos más importante para la mujer en todos los planos y por ello, también es uno de los más delicados física, emocional, psicológica, energética y espiritualmente, porque en él se manifiestan todas nuestras actitudes equilibradas y desequilibradas como mujer. Con el término «mujer» me refiero al desdoblamiento de la palabra en todos los papeles como hembra mamífera: hija, madre, amante, esposa, etc.

Por ser un órgano tan delicado, la mayoría de las mujeres realizamos todos los cuidados médicos posibles para asegurarnos que todo funciona con normalidad, pero en muchos de los casos, en una de esas revisiones médicas aparecen problemas o señales de alarma que nuestro cuerpo nos está enviando, como los miomas uterinos. Surgiendo un abanico de sentimientos negativos como miedo, inseguridad, incertidumbre y preguntas sin respuestas; entre ellas ¿estaré teniendo todos los cuidados necesarios? ¿Qué he hecho mal para que me aparezca un mioma? La cuestión es que esas no son las preguntas adecuadas para comprender que ha sucedido en nuestro cuerpo para generar un mioma. En realidad, ¿las mujeres cuidamos adecuadamente del útero? ¿Tenemos noción de la importancia que el útero tiene en nuestra vida? ¿Por qué no todas las mujeres sufren este tipo de anomalías en su útero?

En muchos casos la mujer se olvida que el cuerpo humano está formado por energía que compone la materia que nos forma. Materia que tiene una alta composición de agua, que a su vez está relacionada con las emociones. Son estas emociones que nutren y alimentan las células de cada órgano de nuestro cuerpo de forma negativa o positiva. Por eso, el útero no solamente necesita cuidados médicos, sino también emocionales y energéticos, puesto que los sentimientos negativos dañan su energía, estructura celular y en última instancia degeneran la materia, provocando alteraciones en su masa: miomas.

psihologiya1

La energía del útero debe estar equilibrada, ya que contiene un centro de energía importante que se desequilibra con facilidad con nuestras actitudes, miedos, inseguridades y recelos. Este centro está conectado a la energía de la diosa que crea y sustenta vida en todos los planos, la energía de la feminidad y de la madre. Esta energía no solo se manifiesta en nuestras capacidades como mujeres mamíferas sino también de crear proyectos, sueños u objetivos de vida; en la capacidad de fertilizar una semilla que con amor, dedicación y empeño dará su fruto.

Pero, ¿qué sucede cuando esa semilla no tiene el alimento adecuado? En muchos de los casos surgen los miomas. El alimento perjudicial para el útero son sentimientos que desvalorizan la energía femenina de creación, maternidad y fertilidad. Clínicamente, sabemos que los miomas son formaciones nodulares que se desarrollan en la pared muscular del útero a partir de una única célula muscular que contiene en su código genético una tendencia para crecer que se transformará en un mioma o tumor benigno.

Dependiendo de su localización reciben diferentes nombres, pero en este caso no es su connotación científica lo que nos importa, ni sus diversos nombres sino ¿qué provoca la aparición de los miomas? ¿Por qué esa célula inicial tiene tendencia a crecer? Médicamente, no saben exactamente cual es la razón por la que aparecen, solo hablan de edades, razas, cuestiones genéticas hereditarias, pero nada en concreto. En cambio, desde la medicina psicosomática y energética es muy simple comprenderlo.

El desarrollo desmesurado de esa primera célula muscular está provocado por un patrón de pensamiento negativo, prolongado durante un largo periodo de tiempo, en muchos casos, incluso hereditario. Pero atención, no es hereditario el mioma, sino el patrón de pensamiento que lleva a que este aparezca.

Existen dos sentimientos principales, que generan el cuadro de aparición de este tumor benigno: desvalorización como mujer y abuso, que se reflejan en todas sus facetas como mujer mamífera. Si la mujer ha vivido en un ambiente en el que su madre, abuela, hermanas, tías o incluso amigas cercanas no tienen una autoestima elevada, la mujer resuena con lo que ha convivido, se alimenta de ello, por eso, posee un porcentaje elevado de posibilidades de heredar un cuadro emocional negativo similar al de las mujeres de su entorno. En este caso un cuadro con dos trazos principales muy agudizados como lo son el sentimiento de desvalorización y abuso, ya que en muchos casos la mujer no tiene noción consciente de que los padece, pero son una pequeña semilla negativa que se ha enraizado en su útero y que alimentan poco a poco un mioma, que también podríamos decir que es un grito desesperado de su útero pidiéndole que cure su feminidad, su energía y capacidades mamíferas, así como el centro energético que genera vida, el propio útero.

Se estima que entre un 40 y 80% de las mujeres en edad reproductiva son portadoras de miomas, afectando sobre todo entre un 20 y un 40% de las mujeres mayores de 30 años. En cambio, son muy raros los casos de miomas antes de la pubertad y después de la menopausia (si existen miomas en esta nueva fase de la mujer, son aquellos que ya portaba, nunca aparecen nuevos). ¿Por qué si están originados por un patrón de pensamiento negativo surgen entre estas edades?

Durante la infancia e inicio de la adolescencia, las niñas alimentan un enorme deseo de crecer, ser mujeres adultas como sus madres para tener una vida libre y formar su propia familia. Por ello observan e imitan actitudes, intentando engañar al tiempo y crecer más rápido; en esta fase de sus vidas, en la mayoría de los casos no existe la presión o preocupación de agradar a alguien, de «estar a la altura», solo de crecer y convertirse en una mujer plena.

Pero el tiempo pasa y llega ese momento, en el cual se da un salto de conciencia y en muchos de los casos surgen las presiones e inseguridades, algunas en el núcleo íntimo o familiar, pero también social. Ya que existe un inconsciente social colectivo femenino en el cual está «estipulado» que la mujer entre los 20 y 35 años, debe casarse, formar familia y tomar las riendas del matriarcado, pero ¿qué sucede cuando las prioridades de la mujer o sus propios ciclos femeninos o kármicos no acompañan el prototipo que el mundo ha establecido para ella?

Lentamente la mujer empieza a sentirse diferente, inferior y desvalorizada, porque el papel principal que la sociedad ha creado para ella como mujer «madre –ama de casa– matriarca de una familia» no están siendo cumplidos. Ahí inicia la semilla para un mioma, que no es más que la manifestación de un conjunto de sentimientos negativos que hieren su centro femenino, el centro que generará la vida de un bebé, preparando así un terreno para recibir un mioma que de forma inconsciente ocupa el mismo lugar que un bebé.

Este mioma es el refugio de todos sus sentimientos de desvalorización como mujer, es su nuevo hogar. Resentimiento, miedo, culpa, tristeza, abuso, etc., forman una masa de desvalorización que en su edad fértil se instala en su útero, porque la mujer se siente incapaz de generar o dar vida. En este caso no está relacionado únicamente con engendrar una nueva vida, sino con dar vida y crear aquello que siempre ha querido. De la mano de la desvalorización vienen la sumisión y el abuso, pues, ya que ella no consigue generar nada, deja que su pareja o personas de su ámbito familiar o laborar abusen psico-emocionalmente de ella, siendo la mujer sumisa a su propia desvalorización.

Toda mujer tiene instinto de creación durante la edad fértil, por eso, cuando la mujer entra en una fase menopáusica también cambia su ciclo energético, es momento de seguir recogiendo los frutos de todo aquello que ha sembrado a lo largo de su vida. El mioma es la semilla no el fruto, por eso, difícilmente aparecen en esta nueva etapa de sus vidas.

La mayoría de las mujeres no conocen su propio cuerpo, mucho menos un órgano tan delicado como el útero, que contiene toda su esencia. A través del centro energético del útero, la mujer co-crea, genera vida o destruye su propia vida con la desvalorización de sus capacidades y cualidades como mujer.

Además es importante acrecentar que muchas mujeres no inician su vida sexual como desearían. Pierden la virginidad por el sentimiento de sumisión al miedo de perder a su pareja, a la que creen que aman incondicionalmente. Pero se olvidan que el amor es libre e incondicional, por lo tanto no tendría que estar condicionado por miedo a ser rechazada o juzgada por seguir el ritmo marcado por su feminidad y ritmos biológicos, no por un cuadro de sentimientos negativos. Por ello, muchas veces las mujeres se aventuran a tener relaciones sexuales cuando no se sienten preparadas, creando un trauma y patrón energético de desvalorización y sumisión, que aumenta un terreno uterino fértil para generar un mioma.

En muchos casos los miomas son asintomáticos, sobre todo en aquellos casos en los que la mujer no quiere sentir, ni el placer ni las heridas emocionales que han provocado el mioma. En estos casos, suele aumentar su tamaño (al igual que sus sentimientos negativos), pero no las señales de que el mioma es residente en su útero. Pero en otros caso, los miomas provocan un cuadro de síntomas notables como: periodos menstruales dolorosos y prolongados, sangrados entre los periodos, necesidad de orinar con frecuencia, calambres pélvicos, sensación de presión en la parte baja del abdomen o dolor durante las relaciones sexuales, son algunos de los síntomas más frecuentes que surgen en las mujeres con los traumas más intensos y presentes en su día a día, mujeres muy sensibles y sensitivas, a las que su cuerpo le da señales del dolor que le provocan sus heridas emocionales y le indican que el mioma es sinónimo de necesidad de curar su feminidad.

Estas situaciones son muy comunes en la actualidad ya que la mujer todavía vive sobre una gran presión de la sociedad y del hombre, que en la mayoría de los casos espera que una mujer sea una «súper mujer» encargada de ser esposa, amante, madre, hija, ama de casa y muchas otras connotaciones dependiendo de la cultura y educación. De forma inconsciente, muchas de ellas, quedan estancadas en un patrón de desvalorización, sumisión y pérdida de su verdadera identidad femenina. Identidad que alimenta y equilibra el centro energético de su útero.

El útero y todas sus cualidades femeninas de creación, debe ser cuidado como un órgano de vital importancia para todas las hembras del planeta.

Yolanda Castillo
Terapeuta holística y Naturópata. Centro de Medicina Holística
Articulo original

Alimentacion y ciclo menstrual

Quizás todas hemos escuchado alguna vez en nuestra vida que somos cíclicas o lunares. Algunas se habrán preguntado ¿qué quiere decir esto? Es una forma de llamar al proceso cíclico que vive la mujer continuamente en su periodo de fertilidad, desde la ovulación hasta la menstruación. Por ello, buena parte de creencias ancestrales y terapias femeninas asemejan nuestro proceso de sangrado al movimiento cíclico de nuestro satélite natural; la luna.

Comprender este orden “sencillo” y biológico de la mujer es vital para el empoderamiento de nuestra feminidad. Ahora bien, además de  mujeres con este ciclo lunar (cumplir con una fase de 28 lunas o 28 días promedio de nuestro ciclo) existimos mujeres que podemos tener la duración del ciclo menstrual diversa, entre 21 y 35 días y esto también entra dentro de lo normal.

Sin embargo, algunas también hemos conocido alteraciones de la menstruación, como por ejemplo:

Menorrea – “me llega mucho”: aumento excesivo del flujo de las menstruación con pérdida excesiva de más de 80ml y se extiende a más de 7 días).
Oligomenorrea – “me dura mucho en venir”: duración prolongada del ciclo del menstrual por más de 35 días entre una menstruación y la otra.
Polimenorrea – “se me fue rápido”: ciclo menstrual muy corto y menor a 21 días.
Polihermenorrea– “me viene mucho y ya me vino”: flujo menstrual abundante y acortamientos de intervalos intermenstrual.
Amenorrea , dismenorrea, hipermenorrea y un buen etc.

image

Hay muchísimas mujeres que sufren alguna o más de una de es estas alteraciones, en momentos puntuales o de forma permanente. Yo fui una mujer cuyo ciclo menstrual osciló entre “se me fue rápido y luego me viene mucho y ya me vino” además en cada ciclo tuve el llamado “síndrome premenstrual SPM”. Yo en particular prefiero llamarlo desarmonía o desajuste menstrual antes que síndrome. Éste se traducía en mi cuerpo como un dolor intenso en el vientre, dolores de cabeza y estados anímicos variados. Más tarde entendí que podía orientar este desajuste sin necesidad de tomar hormonas sintéticas y pastillas comerciales que te quitan todo; hasta las características de ser cíclica.

La verdad es que reorientar mi alimentación fue de vital importancia para entender lo que me sucedía hormonalmente durante mi ciclo menstrual. Es natural que existan sensaciones durante el ciclo, pero los desajustes pueden minimizarse, y para ello es importante equilibrar las hormonas relacionadas con la menstruación a través de los productos que ingerimos, pudiendo así vivir de una forma más saludable. Aquí os dejo algunos ejemplos:

Si nos da ansia por comer (sobre todo dulce) nos da sueño y cansancio es señal de desequilibrio del estrógeno. Para ello debes aumentar los cereales, incluye cebada a tus platos, consumir verduras (sobre todo las verdes), legumbres, frutas y modera o evita las carnes y lácteos ¿Y qué hay de las grasas y la comida chatarra? Nos encanta ir directas a las comidas sobre saturadas de grasas y azúcares, y esto lo que hace es empeorar nuestro nivel de estrógeno.Si nos hinchamos más de lo normal por la retención de líquidos, sufrimos aumento (con dolor excesivo) de los senos, cambios de humor con tendencia a depresión o mal humor, y dolores de cabeza, seguramente exista una desarmonía de la progesterona. Aumenta el magnesio, incluye a tus platos ñame, frutos secos, semillas de auyamas (calabazas), sésamo y nuevamente modera o evita el consumo de lácteo, carnes y café.

Existen plantas que se han vueltos nuestras aliadas, entre ellas está laVitex Agnus castus: hay estudios que indican que es una planta reguladora y que ha ayudado con los quistes en los ovarios, sirve también para la menopausia y para regular el “SPM”. Otros ejemplos: una infusión a la semana de valeriana te ayudará a sentirte más calmada; una infusión demanzanilla en las mañanas suaviza el movimiento de las paredes del útero y ayuda a que baje la sangre; y unas góticas de flores de Bach, como elEscleranto, ayuda con los cambios de humor.

¿Qué le pasa a mi cuerpo? ¿Cuál es mi ciclo? ¿Cómo vivo? ¿Cómo me alimento? Después de estas preguntas y con tiempo, descubrí el gran secreto; reconocí, como dice Pabla Pérez Dejar, que “el ciclo fluye con lo que mi corazón puede sostener”. Hay que explorarse, aprender cuál es el ritmo de tu cuerpo, tu tipo de ciclo menstrual y finalmente, buscar los alimentos que hagan que este sea lo más armónico posible.

¿Te sumas al cambio?

Articulo publicado y editado por Proyecto Kahlo
http://www.proyecto-kahlo.com/2015/08/alimentando-ciclo-menstrual

Imagen: Isa Sanz

PARIR es PARTIR-SE EN DOS (1)

Cuando estaba embarazada pensé mucho en la palabra PARIR… yo no queria parir, pues relacioné mucho esa palabra con el dolor, PARTO-PARIR para mi era partirse y partirse era romperse… y romperse uffff… duele mucho y se tarda en sanar. (A quien le han roto el corazón imagina esos dolores!)

Sin embargo, después del Parto, después de estos siete deliciosos meses al lado de mi bebé-maestro-hijo, recien voy comprendiendo poco a poco el significado profundo que ha cobrado para mi esta palabra:

PARIR… sigue siendo PARTIR-SE. Por qué?… Pues, porque, una parte nuestra como mujeres se va, “parte” definitivamente para convertirnos en otro ser,  en otra mujer totalmente diferente  siendo la misma. “Parten” muchos miedos e inseguridades que antes se presentaban ante cualquier cosa y te das cuenta que poco a poco te conviertes en una loba, una leona feroz que haria cualquier cosa para proteger a tu cachorro; “parten” y muy lejos las tontunas (como dice mi compañero-hermano-esposo) pues casi de pronto, te das cuenta que hay alguien que importa más que cualquier cosa, persona o problema, “parte” el egocentrismo y ese mundo que era solamente tuyo se va dispersando para llenarse de pañales, de risas, de manos chiquititas, de juguetes…  . “Parte” y no volvera jamás esa otra parte (valga la redundancia) que dejas atrás, la mujer sin hijos. Y con esto no quiero decir que una mujer sin hijos valga menos, solo digo que hay una diferencia, hay un cambio tan profundo que nos hace ESTADO, desde ya y para siempre, seremos otra mujer:  más completa (feliz o no, es otro asunto) pero mas completa, pues esa experiencia de PARIR=PARTIR-SE nos mueve tan profundamente que a los pocos días cada célula se reconoce como parte de una MADRE.

IMG_0586bn2

PARIR… es partir-se = abrirse, como el arbol que abre su corteza-piel para crear nuevas ramas, como se abren los frutos cuando van a soltar sus semillas, como las semillas cuando se “parten” en dos en el momento justo en que sale la pequeña raíz que las conecta con la tierra dando nueva vida… nos partimos justo a la mitad y sale nuestra luz y nuestra oscuridad, la parte más salvaje y la mas domada, la mujer más valiente del mundo y la que está cagadita de miedo, la que puede con todo su cuerpo.. y la que tiene miedo a una herida… ahí estamos partidas, con dos voces que van luchando en nuestra mente, para dar paso al nacimiento de otro ser-mujer-madre-hij@… nos partimos pues solo así podemos abrir nuestra coraza-corazón y permitir que el amor fluya como la savia-sabia de un arbol, lubricando nuestra herida-apertura para enraizarnos y ser sembradas nuevamente en la tierra en la gran Pachamama… la gran madre que cada dia se abre-parte para darnos vida.

PARIR…. es Partir-se en Dos… tu y el otro ser (amado) un otro, pequeñito, humano, fragil, que a penas nacer te inunda de un amor indescriptible, te abruma, te llena, te sobrepasa, te ilumina en segundos…  y entonces, en ese instante que lo ves por primera vez… comprendes  TODO, pues todo cobra sentido, cada pujo, cada grito, cada llanto, cada dolor de esa ruptura interna, externa, física, almica, etc. etc…. porque ya desde ese instante, jamás estarás sola… el OTRO SER… que nace de ti, que es “parte” de ti, ya siempre estará ligado a tu corazón… desde ese instante precioso y preciso, es el latido de su corazón el que hace que cada latido tuyo tenga sentido, desde ese instante, naces tambien a la vida, a otra vida llena de colores, naces como Diosa, como una Supermujer paridora, como leona con su cachorro, como una loba… re-naces y te das cuenta que desde ahora eres Dos.

PARIR es sin duda PARTIR… irnos lejos en unas horas, renunciar a todo, dejar el control, abandonarte y confiar y entonces…  morir un poco para conectar con la vida, hacerte recipiente para el Amor Verdadero, deshacerte para amar profundamente,  y en segundos infinitos preparte para VOLVER y nacer con más Amor…

Desde entonces… eso es PARIR… ❤   (continuará…)

Warawara

Células Madre en La Menstruación.

“NUESTRA SANGRE MENSTRUAL ES VIDA….” No solamente lo decían las abuelas y los pueblos indígenas.. cuando era sagradísimo honrar la tierra con la sangre menstrual para devolverle la vida que la nos ha dado… sino que también lo confirma la ciencia…
…………………………….

62b80455b4fe936c8b5b472cbfd2e9be
“Durante la menstruación, en la pared del útero de la mujer se hallan células madre que se podrían utilizar en el laboratorio para crear nueve tipos de tejidos, según los resultados de una investigación de un grupo de científicos norteamericanos del Biocommunication Research Institute de Wichita (Estados Unidos), que acaba de aparecer publicado en la revista Journal of Translation Medicine.

El crecimiento de nuevos vasos sanguíneos es uno de los procesos esenciales en el útero durante el ciclo menstrual. Los investigadores afirman que el nuevo tipo de células madre que han identificado intervienen en este proceso. Durante el ciclo menstrual, el útero alberga el óvulo y se prepara para el posible embarazo engrosando sus paredes con la aportación de nutrientes y vasos sanguíneos. Si no hay fecundación, el óvulo no fecundado se desprende y se rompen los vasos sanguíneos, con el consiguiente flujo menstrual.

Las células madre que se han descubierto en esta investigación están involucradas en la regeneración de nuevos capilares. Los investigadores las han denominado células regenerativas endometriales (ERC). Para detectarlas, han recogido muestras de cinco mililitros de sangre menstrual de diferentes mujeres sanas.

Xiaolong Meng, director del estudio, afirma: “Tenemos muchos problemas con los actuales métodos para lograr células madre, como las de médula ósea, y utilizarlas para tratamientos, ya que pueden ser rechazadas por el paciente y tienen un potencial limitado para reproducirse. Es posible que hayamos encontrado una vía para superar estas dificultades mediante el uso de células de sangre menstrual”.

En los cultivos de laboratorio, los investigadores han podido observar que estas células se pueden dividir hasta 70 veces en un periodo de tiempo muy corto. Esta tasa de replicación es significativamente más rápida que la de las células madre que proceden de la sangre de cordón umbilical o de médula ósea, explican los investigadores. También afirman que a partir de estas células madre se pueden obtener diferentes líneas celulares, lo cual significa que existe la posibilidad de que se diferencien en distintos tipos de tejido, entre ellos el cardíaco. El estudio ha sido financiado por el laboratorio de Kansas Medistem, y han invervenido investigadores de la Universidad de Alberta y de la de Ontario, en Canadá.

Aunque todavía no tiene ninguna aplicación real, otro laboratorio privado estadounidense ha empezado a ofrecer servicios para conservar sangre menstrual”.

fuente: http://elpais.com/diario/2007/11/20/sociedad/1195513217_850215.html