¡Nuevo! MAMA RAÍZ Círculo Matricial

Criar a un niño, no solo un reto, sino un cambio radical de vida! Nunca había imaginado que lo fuera tanto, como jamás había comprendido tanto a mi mamá!

Hola!, soy Warawara Neila Marquina, soy mamá de dos peques y además, terapeuta femenina, mujer medicina de la Madre Tierra, mujer amawtica, y aunque suene raro soy Sacerdotisa de la Pachamama. He llevado círculos de mujeres hace ya unos cuantos años… y esta es la primera vez que me atrevo con un círculo matricial.

En mi segunda experiencia como mami, he vuelto a recordar toda la soledad, los agobios, las dudas, la incertidumbre que vivimos por primera vez al sentir que no sabemos nada y la enorme necesidad de conformar una tribu de mamis con quienes compartir un poquito este camino de crianza consciente.

Leer Más

RE-NACER DESPUÉS DEL PARTO

Cuando nació mi primer hijo, Wary, fue una transformación increíble. Toda mi vida cambió, mi perspectiva de lo que deseaba y no deseaba hacer, de lo que era importante y lo que no tomó otra perspectiva, más que nunca comprendí la importancia de desarrollar mi misión en todas sus posibilidades, con el fin de contribuir, con mi granito de arena a que otras mujeres y hombres, puedan llegar a ser mejores seres humanos, no por mi, sino por ellos… por nuestros niños.

Ese fue un parto natural, larguísimo de casi 72 horas, en casa y sostenida por mi compañero y varias comadronas increíbles, Recuerdo, a propósito de esa experiencia una de las conversaciones con Amawta Fernando, en la que me dijo: “Cada parto es único, es la forma en que el niño y la madre eligen para establecer un vínculo profundo… la experiencia que vivas en tu parto, será la experiencia que tú y tu hijo necesiten para conectar profundamente”

Sin duda cuatro años después esas palabras se han cumplido totalmente, cuando vino Sacha a traernos aún mas amor, sabiduría y experiencia en nuestra pequeña casita y nuestra gran tribu!

Fue un embarazo un poco complicado, lleno de aprendizajes, con mucho dolor, descanso, fluir y aprender de mi cuerpo, de mi ritmo, de la paciencia de saber poner límites a mis exigencias internas, a mi querer llegar a todo, y de saber escucharme y elegir qué hacer en cada momento, pensando no solo en mí, sino en esa semillita que crecía cada día en mi vientre. 

Fueron nueve meses en los que aprendí del dolor del cuerpo, del insomnio, del inicio de la bimaternidad, de amar a mi compañero y a mi pequeño Wary por tantos cuidados, de permitirme el sostén de todas las mujeres que estuvieron en todas las formas, de aprender a vencer mis miedos y enfrentarme a mis pesadillas.

Finalmente cumplidas las 40 semanas,en la madrugada del 28 de mayo Sacha avisó que ya estaba listo para nacer!! fueron hermosas esas últimas horas de preparar el nido, tener nuestra casita lista para su llegada, la piscina de agua, el altarcito, las frases de poder que compartimos con mis hermanitas, los mensajes de Amawta y Awilulu, la compañía de Inma Marcos (Neixer a Casa) nuestra awicha comadrona, hermana y amiga… y de Karen, hermanita hermosa que nos acompañó cuidando a Wary! 

Al atardecer de ese día, las contracciones comenzaron a venir como olas de mar, con gran intensidad, con estremecimiento, me sentía tranquila, sostenida, amada, cuidada, recuerdo pensar que aquello duraría más.. a pesar de que Inma me decía que esta vez sería diferente, dentro mío me preparaba para muchas horas!!. Wary, mientras, iba y venía con su pequeña linterna a ver si por “ahí abajo” ya se veía a su hermanito! jejeje…

Mi compañero me sostenía con dulzura y fuerza,  la música que había preparado abría más y más mi corazón, las frases que me rodeaban me llenaban de poder,  cada contracción iba en crescendo, como la música, como un orgasmo, como una ola que no puedes detener porque es rítmica… porque va y viene… y viene y se va…  y vuelve otra vez… mas intensa, más grande, más poderosa… como la vida.

Cada vez la intensidad era más fuerte, entraba y salía de un tiempo sin tiempo, viajando hacia dentro, observando imágenes que venían a mi, de vaginas, de uteros, de matrices, de vulvas abriéndose y palpitando!!

Sintiendo mis piernas como raíces profundas que iban hacia la madre tierra… sintiendo algunas oleadas orgásmicas y sin embargo otras llenas de dolor…

Sintiendo que mi cuerpo se partía en dos… que me rompía entera… sintiéndome cada vez con menos fuerzas, con más centro, con más silencio adentro… hasta que entre en el agua y me fuí aún más profundo de mi misma… podía moverme como loba, como serpiente, veía mis emociones pasar como un torbellino, de la felicidad al coraje! a la risa a la plenitud… y de ahí al miedo! tantas emociones!!! era un torbellino por dentro, me observaba gozando y llorando, llamando a ese SOL para que nazca ya!! pero cada amanecer tiene su hora,  su tiempo…

En un momento de consciencia escuche a Inma, me dijo, toca debajo a ver si ya se nota su cabeza, y efectivamente allí estaba!…. No puedo describir la emoción de sentir su cabecita ya a punto de salir, la fuerza que me dió de continuar un poco más, confiando en mi cuerpo, confiando en la vida, confiando que yo como mujer podía parir, podía dar vida, podía dar a luz a ese pequeño ser que me ha elegido como madre…

Entonces comenzaron contracciones cada vez más fuertes, más intensas y a la vez que sentía confianza, me entraba un miedo atroz ¿era realmente así? ¿ya iba a nacer? ¿tendría fuerza suficiente? ¿podría parir a ese niño grande? ¿a ese sol? las dudas hacían que cada contracción me doliera más la espalda, las lumbares, sentía miedo… y entonces me fuí…

Fue un segundo o varios y me observé en lo alto de una montaña inmensa, allí escuche la voz de la gran madre… me mostraba el nacimiento de las inmensas cordilleras cuando ella se parió a sí misma y parió la vida en el principio de todos los tiempos, y esa voz (llamale como quieras!) me dijo “si la gran madre puede parir montañas y cordilleras… como tu?  no podrás traer a uno de sus hijos?, si tu eres ella y ella está en ti, ella te sostiene”... ufff aún las lágrimas se asoman ante tanta belleza!

Entonces volví con una contracción increible, que quemaba como el mismo fuego mientras Inma me daba instrucciones, sentía literalmente como una bola de fuego me atravesaba, como un sol ardiendo, quemando y llenándome de dicha!! era su cabecita que ya estaba fuera!!…

Después de ese momento vino una segunda contracción aún mas poderosa, que sacó mi voz desde lo más profundo, se que las fuerzas de mi cuerpo eran de la Pachamama… y con ayuda de Inma que tuvo que hacer una maniobra para poder sacarlo, Sacha pudo nacer… mi pequeño gran sol! Pasaron apenas instantes y me lo puso encima, su cuerpecito estaba lívido, no respondía, yo solo escuche la voz de Inma que me decía, “Neila! llama a tu hijo! llamalo!”… y lo llame, con toda la fuerza de mi corazón, con toda la fuerza que podía tener en ese momento, lo llamamos, mi hermano y compañero, mi esposo y yo, gritamos su nombre, entre lágrimas, miedo e incertidumbre… y entonces la vida volvió a él, a su cuerpo, a mis brazos… lloró y lloró tan fuerte!! que aún cuando lo escucho me estremezco!! 

¡Qué poder tiene la vida y qué poder tiene el amor para hacer que la vida vuelva!
Gracias hermosa Inma Marcos! por tanto amor y tanta sabiduría, por saber qué hacer en cada momento, por confiar en mi cuerpo, por tu experiencia, por tu camino, por tus manos y por la gran tranquilidad que transmites en estos momentos donde no sabemos nada en absoluto…. 

Hoy, Sacha tiene casi dos meses y medio, esta enorme! es precioso, ríe tanto y es tan fuerte!! que no imagino mi vida sin él… ¿de dónde sale tanto amor, tanta fuerza? solo siento que es la Pachamamita que ama a través de nosotras, a través de mis brazos lo abraza,  lo besa y lo mima, siento que el sol lo quiere tanto… siento que la vida me inunda y el poder del universo está en mis brazos cuando lo sostengo…. y ante tanta inmensidad, ante la vida y su misterio, me siento vulnerable.

Muchos días del postparto han sido muy duros, y aún lo son en la recuperación física y emocional… La bimaternidad es un gran reto de transformación personal. Admiro más que nunca a mi madre sagrada y a todas las madres!!. Todo nos cambia, nos hace mejores personas, nos hace amar la vida… cuando estamos bien.

Después de esta experiencia, no me cabe duda que debería cambiar todo el sistema social para tener más foco sobre este momento tan importante, para atender a esas mujeres embarazadas que necesitan de mimos, de abrazos, de cariño, de paz, de tranquilidad en ese tiempo de transformación interna donde van muriendo de a poquito para volver a nacer con un niño en brazos!!

Que descuidadas están tantas mujeres en esta etapa tan frágil, tan vulnerable que es el embarazo y el post-parto.  Todas mis vivencias, me dieron tiempo para reflexionar mucho sobre este tema y para vislumbrar una nueva puerta a mi misión de madre, de wilumi y mujer medicina de la tierra

He pensado mucho en las mamás que atraviesan todo esto solas, siento que es tan importante volver a ser comunitarios y comunitarias. Me siento tan afortunada de poder tener una tribu tan bella, tan amorosa… de tener a estas mujeres hermosas que me sostienen y me acompañan, que deseo esto mismo para todas las mujeres… que encontremos todas nuestra tribu!!

Al final, solo puedo decir que en cada parto morimos un poco también nosotras, pero nacemos a una vida mas grande, más llena de sabiduría… la sabiduría del amor y que esta transformación femenina nos llena de vulnerabilidad, que necesitamos muchos mimos, mucha comprensión, mucho tacto…

Así, que si te toca de alguna manera acompañar a una embarazada o a una mujer que acaba de parir… te ruego ¡amala mucho! escuchala, abrazala, dale mimos, porque ella ha sido el puente por el que la vida puede ser posible.. y ese bebe hermoso que la acompaña está ahí por que ella ha elegido morir un poco para re-nacer como madre, ella también es recién-nacida, por más hijos que tenga…

Y tu ? que opinas sobre este tema? me encantaría mucho leerte en los comentarios! 

Muchas gracias por llegar hasta aquí, tenía ganas de compartir contigo esta experiencia que siento que une a todas las mujeres, te deseo una gran vida, un hermoso verano y que esta lunita llena el amor de la tribu te acompañe.


Y recuerda, no estas sola, nunca lo estamos desde que nacemos! 

Un fuerte abrazo, Jallalla! 


Warawara · Neila Marquina 
Mujer maternando
Wilumi sacerdotisa de la Pachamama, la luna y el Sol. 
Hija de la Pachamama y Mujer medicina de la Tierra 
————

P.D.  Por cierto, el próximo Boletín, con la información de las actividades de este otoño, te llegará en la próxima luna nueva del 30 de agosto!! No te lo pierdas… puedes suscribirte aquí y encontrarme en las redes donde comparto cositas más personales en facebook e instagram!!


Prepararse para ser madre/padre del mundo

Nadie nace sabiendo ser padre, es una frase que he escuchado muchas veces y hoy después de un sueño revelador vuelve a mi para reflexionar sobre este aspecto…

La Pachamama es la gran madre del mundo… Es la madre de todo lo que es y todo lo que existe“. Esta afirmación no es un invento, sino es la sabiduría que los pueblos ancestrales de la tierra nos han legado, pero hace falta meditar, reflexionar sobre estas palabras, comprender desde todas las visiones está sabiduría profunda.

“Ella, ha prestado su vientre a las mujeres para parir a sus hijitos e hijitas… por esto la maternidad es un estado de iluminación donde al finalizar dan a luz la vida”.

Amawta Fernando
Leer Más

DE ÚTERO A MATRIZ… peregrinando hacia nuestro templo sagrado.

Jallalla hermanitas de todo el planeta, que el amor de la sagrada madre  Pachamama les guie, que la sabiduría del Gran Espíritu les ilumine y que los Guardianes de los cuatro espacios sagrados nos unifiquen.

Hoy quiero hablar de un tema que es muy importante, vital para todas nosotras las mujeres, tanto para quienes estamos siguiendo el Camino Rojo de la Pachamama (Madre Tierra), como para quienes, han empezado a seguir el camino de sanación de su Templo Matricial, al que muchas de nosotras conocemos como útero o matriz.

Leer Más

Miomas uterinos. Heridas emocionales de una mujer desvalorizada

El Universo bendice a la mujer con el don de dar la vida a través de uno de los órganos más sagrados: el útero, que desde el plano espiritual y energético recibe el nombre de «vida». En el útero poseemos un importante centro de captación de energía femenina que contiene vida, es vida y genera vida, por eso su nombre no podría ser más adecuado. Es uno de los órganos más importante para la mujer en todos los planos y por ello, también es uno de los más delicados física, emocional, psicológica, energética y espiritualmente, porque en él se manifiestan todas nuestras actitudes equilibradas y desequilibradas como mujer. Con el término «mujer» me refiero al desdoblamiento de la palabra en todos los papeles como hembra mamífera: hija, madre, amante, esposa, etc.

SEGUIR LEYENDO

Alimentacion y ciclo menstrual

image

Quizás todas hemos escuchado alguna vez en nuestra vida que somos cíclicas o lunares. Algunas se habrán preguntado ¿qué quiere decir esto? Es una forma de llamar al proceso cíclico que vive la mujer continuamente en su periodo de fertilidad, desde la ovulación hasta la menstruación. Por ello, buena parte de creencias ancestrales y terapias femeninas asemejan nuestro proceso de sangrado al movimiento cíclico de nuestro satélite natural; la luna.

Comprender este orden “sencillo” y biológico de la mujer es vital para el empoderamiento de nuestra feminidad. Ahora bien, además de  mujeres con este ciclo lunar (cumplir con una fase de 28 lunas o 28 días promedio de nuestro ciclo) existimos mujeres que podemos tener la duración del ciclo menstrual diversa, entre 21 y 35 días y esto también entra dentro de lo normal.

Leer Más

Parir es partir-se en dos

IMG_0586bn2

Cuando estaba embarazada pensé mucho en la palabra PARIR… yo no queria parir, pues relacioné mucho esa palabra con el dolor, PARTO-PARIR para mi era partirse y partirse era romperse… y romperse uffff… duele mucho y se tarda en sanar. (A quien le han roto el corazón imagina esos dolores!)

Sin embargo, después del Parto, después de estos siete deliciosos meses al lado de mi bebé-maestro-hijo, recien voy comprendiendo poco a poco el significado profundo que ha cobrado para mi esta palabra:

PARIR… sigue siendo PARTIR-SE. Por qué?… Pues, porque, una parte nuestra como mujeres se va, “parte” definitivamente para convertirnos en otro ser,  en otra mujer totalmente diferente  siendo la misma. 

“Parten” muchos miedos e inseguridades que antes se presentaban ante cualquier cosa y te das cuenta que poco a poco te conviertes en una loba, una leona feroz que haría cualquier cosa para proteger a tu cachorro.

Leer Más

Células Madre en La Menstruación.

“NUESTRA SANGRE MENSTRUAL ES VIDA….” No solamente lo decían las abuelas y los pueblos indígenas.. cuando era sagradísimo honrar la tierra con la sangre menstrual para devolverle la vida que la nos ha dado… sino que también lo confirma la ciencia…
…………………………….

62b80455b4fe936c8b5b472cbfd2e9be
“Durante la menstruación, en la pared del útero de la mujer se hallan células madre que se podrían utilizar en el laboratorio para crear nueve tipos de tejidos, según los resultados de una investigación de un grupo de científicos norteamericanos del Biocommunication Research Institute de Wichita (Estados Unidos), que acaba de aparecer publicado en la revista Journal of Translation Medicine.

El crecimiento de nuevos vasos sanguíneos es uno de los procesos esenciales en el útero durante el ciclo menstrual. Los investigadores afirman que el nuevo tipo de células madre que han identificado intervienen en este proceso. Durante el ciclo menstrual, el útero alberga el óvulo y se prepara para el posible embarazo engrosando sus paredes con la aportación de nutrientes y vasos sanguíneos. Si no hay fecundación, el óvulo no fecundado se desprende y se rompen los vasos sanguíneos, con el consiguiente flujo menstrual.

Las células madre que se han descubierto en esta investigación están involucradas en la regeneración de nuevos capilares. Los investigadores las han denominado células regenerativas endometriales (ERC). Para detectarlas, han recogido muestras de cinco mililitros de sangre menstrual de diferentes mujeres sanas.

Xiaolong Meng, director del estudio, afirma: “Tenemos muchos problemas con los actuales métodos para lograr células madre, como las de médula ósea, y utilizarlas para tratamientos, ya que pueden ser rechazadas por el paciente y tienen un potencial limitado para reproducirse. Es posible que hayamos encontrado una vía para superar estas dificultades mediante el uso de células de sangre menstrual”.

En los cultivos de laboratorio, los investigadores han podido observar que estas células se pueden dividir hasta 70 veces en un periodo de tiempo muy corto. Esta tasa de replicación es significativamente más rápida que la de las células madre que proceden de la sangre de cordón umbilical o de médula ósea, explican los investigadores. También afirman que a partir de estas células madre se pueden obtener diferentes líneas celulares, lo cual significa que existe la posibilidad de que se diferencien en distintos tipos de tejido, entre ellos el cardíaco. El estudio ha sido financiado por el laboratorio de Kansas Medistem, y han invervenido investigadores de la Universidad de Alberta y de la de Ontario, en Canadá.

Aunque todavía no tiene ninguna aplicación real, otro laboratorio privado estadounidense ha empezado a ofrecer servicios para conservar sangre menstrual”.

fuente: http://elpais.com/diario/2007/11/20/sociedad/1195513217_850215.html


DE MUJER A DIOSA· Hacia una Maternidad Consciente

“…decían las abuelas sabias de Tiwanaku, que quienes pueden ver el campo áurico y energético de las personas, saben que una mujer se ha convertido en madre desde el primer momento que comienza a transformarse, pues su campo áurico crece y multiplica su tamaño, como si fuera una giganta achachila y se llena de colores magníficos que irradian luz. Entonces, decían, solo a estas mujeres que serán madres se les puede llamar Diosas, pues su luz se asemeja a la de los mismos guardianes de las montañas”. (AKULLIKU – ESCUELA AMAWTICA DE CHOQUEPAJCHA).

En este nuevo tiempo es importante que revisemos los conceptos sobre el significado profundo de la maternidad. Si bien desde que nacemos nuestra biología esta condicionada para concebir, no es lo mismo hacerlo desde la plena consciencia porque la maternidad, es uno de los actos más profundos que cambia completamente la vida de una mujer y su estado, una es madre para siempre, no puede dejar de serlo aunque no este al lado de sus hijos.

La concepción, el embarazo y el parto, han sido y son en muchas de las culturas que nos preceden actos mágicos que rodeaban a la mujer, pues solo ella es capaz de prolongar la vida y traer un nuevo ser humano al mundo.

Leer Más