Primavera

«No importa cuantas primaveras hayan pasado, nosotros igual floreceremos… y nuestras flores son abundantes aunque nadie les preste atención.

Es más…hemos aprendido que la belleza de nuestra entrega es el silencio que la envuelve… nadie sabe cuando cae cada flor o como ha sido su nacimiento… solo la Pachamama y los seres invisibles son testigos de nuestros misterios…

Así en tu camino de Wilumi, no temas soltar tus flores, no te importe si te ven desnuda, no te preocupes si te prestan atención o no, pues tu ofrenda es silenciosa cómo los pasos que das sobre la piel de nuestra amada Pachamama… Jallalla

[Conversaciones con un árbol del amor · Warawara]

17504405_10212156419081730_3261751677501771734_o17758237_10212156420601768_794079412504966901_o17636910_10212156507363937_2736496952536947231_o

Luna Nueva de Marzo

“Lunita nueva tiempo para descansar, meditar en nuestros proyectos, sembrar nuestro mes con sueños e ideas y permitirnos alejarnos un poquito del mundo para ver hacia adentro con ojos de buho… para mirar nuestro interior desnudo y limpiar los estantes de nuestra casita de magas… tiempo sagrado de ir hacia adentro y honrarnos a nosotras mismas y nuestro silencio…. ” Warawara.

Luna nueva de marzo, 2017
Arte: “Luna Nueva” por Camille Chew.

new-moon-b1l-prints

Celebrar el Solsticio

img-20161218-wa0022

Celebrar el Solsticio, es un acto sagrado que nuestros ancestros en los Andes nos traen como legado para conectar con el misterio profundo que nos unifica con lo invisible, con el amor de Pachamama, con el amor de Tata Inti.

Celebrar el Solsticio… es también celebrar nuestro origen, recordar que también somos soles y que tenemos también el don de iluminar… de poner luz en nuestra vida, en la vida de los demás, de poner luz en el planeta…de hacer nuestra misión.

Celebrar el solsticio… es permitirnos renacer, hacer nuevos pactos con nosotros mismos, dejar atrás lo que necesitamos dejar atrás y comprometernos con los cambios que queremos en.nuestra vida.

Celebrar en tribu… es recordar quienes somos, que no estamos solos…que somos divinos, que somos h-UMA-nos.

Jallala tribu.. feliz.Solsticio.. y feliz.nuevo.inicio de ciclo solar… que la.Pachamama guíe nuestros pasos y nos unifique con el sagrado espíritu del Tata Inti.

Gracias Amawta Fernando por recordarnos desde la sencillez lo profundo y sagrado de cada acto que hacemos cuando honramos a nuestra madre amada.

Warawara · Escuela Amawtica ·

Cuando nos cortamos el cabello…

trenza
Hace mucho tiempo que llevo reflexionando y meditando sobre un post anterior  que habla sobre la relación que tenemos las mujeres con nuestro cabello. Recuerdo a mi abuela decir muchas veces que cortarle el pelo a una mujer era la peor amenaza que podían hacerle. No solo era el peor deseo, sino que tenía un simbolismo muy importante, privarle de una parte de sí misma, era un castigo, una sanción, quitarle algo que como mujeres amamos y cuidamos: nuestra cabellera.

En los Andes, la mayoría de las mujeres llevamos el pelo largo, es no solo parte de nuestra tradición, sino que está realmente dentro de nuestra forma de relacionarnos con la vida, el cabello es nuestra abundancia, es nuestro tesoro, tal así que muchas mujeres no permiten que nadie se los corte, más que ellas mismas o alguien de muchísima confianza. Sigue leyendo

Luna llena de noviembre: Luna del Alce Negro

Faltan poquitos días… exactamente siete para que la luna nuevamente nos regale todo su esplendor… esta vez estará más cerca de nuestra Pachamamita, y la sentiremos muy fuerte en nuestros corazones. Desde la Sabiduría Ancestral Amawtica, celebramos la luna del Amor que se expande, la luna del Amor Universal, la luna del Alce Negro.

En mi corazón, esta luna también es la luna de los Ancestros, de esos ancianos que viven en las estrellas, seres que han partido de antiguas edades, seres con los que un día compartimos en otros tiempos y otras épocas, en mi senti-pensar, esta luna nos unifica, teje con su luz un puente que nos permite sentirnos cerca… así siento yo a mi maestro Black Elk – Alce Negro o mejor dicho: Hehaka Sapa. Sigue leyendo

Gracias Pachamama

“Agradecer a la Pachamama….

Es un acto de humildad, de amor, de conciencia y de elevación espiritual.

Es un acto de sanación de nuestro linaje y el linaje de nuestros ancestros…

Es AYNI, la reciprocidad por todo lo que ella nos ha dado, a nosotros, a nuestra familia, a la humanidad.

Es cuidarla y cuidarnos, es honrar la memoria de nuestro ser interno en todas las vidas que ha tenido en este sagrado planeta.

Es un acto profundo que nos permite conectar con el corazón del Gran Espíritu que en ella habita.

Ofrendar a la Pachamama… es equilibrarnos”

13403365_10209313092600345_621930276903886101_o

Warawara Neila Marquina

El despertar de la conciencia.

image

Si ya has despertado y ves como duermen los demás a tu alrededor, entonces camina de puntillas, respeta su sueño y descubre la perfección de sus propios tiempos, así como fueron perfectos los tuyos.

Cuando ellos abran sus ojos, el fulgor de tu brillo les ayudará a despertar sin necesidad de que hagas nada.
Si aún duermes, relájate y disfruta tu sueño, estás siendo mecido y cuidado.

Despertar no es un acto de magia, aunque llena de magia tu vida.
Despertar no tiene nada que ver con el mundo externo, aunque todo lo que te rodea parece tener un nuevo brillo.

Despertar no cambia tu vida, si bien sientes que todo ha cambiado.

Despertar no borra tu pasado, pero al mirar atrás lo percibes como la historia de alguien muy querido que aprendió muchas cosas, pero sientes que ese alguien ya no eres tú.

Despertar no despierta a tus seres queridos, pero ellos se ven más divinos ante tus ojos.

Despertar no sana todas tus heridas, pero ellas dejan de gobernarte.
Despertar no te hace más popular, pero ya no volveras a sentirte solo.

Despertar no te embellece ante los demás, pero te hace perfecto ante tu propia mirada.

Despertar no te da más poder, pero descubres el poder que tienes.
Despertar puede que no disuelva los barrotes de tus cárceles, pero te da la libertad de ser tú mismo.

Despertar no cambiará el mundo, al menos de repente, pero te cambiará a ti.

Despertar no te quita responsabilidad, muy por el contrario, te da conciencia de las consecuencias de tus actos y elecciones.

Despertar no te hace tener siempre la razón, más bien ya no sientes la necesidad de tenerla.

Despertar es amarte a ti mismo, con tus límites y con tus experiencias, es amar al otro como parte de tu ser y es amar a la existencia. Permítete disfrutar de la experiencia de ser ese Ser maravilloso que ya eres.

Tu vida es un Acto Sagrado pues es la creación del Dios que hay en ti, que eres tú.

Autor Desconocido