Aceptar nuestra Dualidad

Mamani Mamani

Para nuestros ancestros, para los abuelos y abuelas, amawtas y sabios de Tiwanaku, este tiempo que denominamos el Warmi Pachakuti, el retorno de lo sagrado femenino, es también un momento en que la humanidad está saliendo de la oscuridad hacia una nueva era de luz.

Al ver todo lo que nos rodea, podemos pensar que es todo lo contrario, que no hay luz que nos rodee, sin embargo tenemos que reflexionar y meditar para comprender qué están diciendo realmente.

Cuando es de noche, nuestros ojos se acostumbran a ver en la penumbra, no vemos claro, pero a medida que pasa el tiempo, nos acostumbramos a la oscuridad,  identificamos siluetas, vemos formas y muchas veces intentamos no movernos mucho para no chocar y no caernos, imaginamos el rostro de la otra persona, y nos hacemos una idea de lo que nos rodea, sin embargo “no vemos con claridad” y solo hace falta prender una pequeña luz para empezar a ver dónde estamos.

En este tiempo, en general, la humanidad está bastante perdida,  porque no sabemos dónde estamos, no sabemos cuál es nuestro lugar.

“En la noche que vivimos, nos creímos el centro del universo, dueños del planeta y de todo cuanto nos rodea. Sin embargo, al amanecer, al venir el alba, podemos ver nuestro tamaño, nuestra forma, nuestro rostro y el de todo lo que nos rodea. Así descubrimos que somos mucho más pequeños de lo que nos habíamos imaginado y que estamos en un lugar mucho más grandioso que aquel que veíamos en la penumbra!”

Cuando sale el sol, todas las sombras se manifiestan… sucede lo mismo en este tiempo del Warmi Pachakuti, está amaneciendo para la consciencia de los seres humanos y estamos empezando a “ver” lo que nos rodea.

El fin de una sociedad… en “crisis”

Por mucho tiempo estuvimos ciegos, y muchos aún lo estamos, viviendo en la penumbra de una sociedad sobrevalorada, sosteniéndola, admirándola… somos testigos de las grandes migraciones hacia el “primer mundo”, hacia el ejemplo de “sociedad civilizada”, sin embargo cuando despertamos vemos que es una sociedad que está cayéndose a trocitos porque es insostenible.

Hoy en día, todos los noticiarios, nos muestran los conflictos que vive esta sociedad, estamos en “crisis” nos dicen: violaciones, abusos, guerras, conflictos, muertes, etc., están a la orden del día, infundiéndonos tanto miedo por lo que pueda pasar en adelante que nos distrae de nuestro presente y no nos permite ver nuestro pasado.

Escuchamos a nuestros abuelos hablar de otros tiempos mejores, donde nada de esto se escuchaba!…. sin embargo y por más contradictorio que pueda parecer, estamos en la mejor época de la humanidad, hay menos muertes en este tiempo que durante los periodos de guerras y enfrentamientos, hay mucha más colaboración entre seres humanos que hace años atrás, estamos viviendo un periodo de paz entre las naciones y pueblos del mundo, hay más tolerancia, hay menos racismo, más humanidad,… pero seguimos viendo solo lo malo. ¿por qué?

Es simple, porque cuando sale el sol se ven las sombras!… no ha cambiado tanto la sociedad, los que hemos cambiado somos los seres humanos y somos nosotros los que estamos haciendo que la sociedad se re-nueve o desaparezca para crear otra forma de vivir.

Como ya decían los amawtas y sabios, hay una nueva humanidad gestándose, creciendo, y caminando sobre la piel de la Pachamama, somos muchos los seres índigo, cristal, máyicos, arcoíris, etc., que hemos traído códigos para una nueva forma de vivir!!

Es normal ver las sombras, es normal ver con otros ojos lo que sucede a nuestro alrededor, es normal sentir dolor por todo lo que nos rodea, somos una generación que ha nacido al rayar el alba. Y estamos siendo testigos de todo aquello que antes estaba en penumbra.

Y claro que la sociedad está en “crisis”… cuando entendemos lo que significa: Situación grave y decisiva que pone en peligro el desarrollo de un asunto o un proceso. Somos nosotros los seres del nuevo tiempo, que estamos siendo parte de este momento decisivo, la sociedad actual está en peligro.. porque está entrando en mayor consciencia: estamos co-creando una nueva realidad.

Lo que sucede afuera, sucede adentro: Crisis Existencial… 

Hoy como nunca, las consultas de los psicólogos están a tope, las terapias de crecimiento interior se van multiplicando y muchos sanadores y sanadoras están haciendo un hermoso trabajo de sostén emocional, mental y energético de quienes estamos o pasamos por estas Crisis Existenciales.

Todo lo que le sucede a la Pachamama, también nos afecta a nosotros, ella está iluminandose a si misma, y esa luz esta vibrando en nuestro interior, esto es el Warmi Pachakuti, este proceso de darnos a luz, de amanecer.

Y estamos viendo todo con otros ojos: a la sociedad, a nosotros mismos y a nuestras relaciones.  Al abrir los ojos vemos nuestras propias sombras y de quienes nos rodean, de nuestras parejas, de nuestros padres, de nuestros hijos, de nuestras amistades y de nuestros jefes!! En este tiempo de luces y sombras vemos la dualidad de la que nos hablan los Amawtas de Tiwanaku.

Estamos pasando por crisis existenciales por la no aceptación de nuestra dualidad… Es duro darse cuenta que uno no es “perfecto”, pero si lo fuéramos, no estaríamos aquí… y hemos venido a aprender de la belleza de la dualidad, porque solo ella nos puede llevar al Equilibrio. Esta es la única forma de estar en paz con uno mismo, conocer nuestras sombras para sanar, aceptarlas y guiarlas hacia la luz!

Por eso, también este tiempo del Warmi Pachakuti, es un tiempo en que el Amor profundo, el amor universal tiene que expandirse, tenemos que ser amorosos con nosotros mismos, amorosos con nuestra mente, con nuestros defectos, con nuestro “lado oscuro”, porque solo desde el amor podemos transformar lo que nos rodea.

Tenemos que profundizar sobre qué significa realmente vivir en el Amor universal, Munay, como dicen nuestros ancestros… llenarnos de tolerancia, de compasión, de comprensión, aprender a sostener nuestro momentos críticos, aceptando nuestra dualidad, abrazándola, haciendo pactos de aceptación con nosotros mismos, y a partir de nosotros con quienes nos rodean.

Solo si aceptamos nuestra dualidad podemos volver al equilibrio, podemos sanar y estar en paz. Sólo si aceptamos la dualidad del otro, podemos expresar nuestro amor real y auténtico!

Jallalla!

 

Warawara · Neila Marquina
Wilumi, Sacerdotisa de la Sagrada Pachamama

Arte: Mamani Mamani – puedes ver sus obras haciendo click aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s