“¿Haz escuchado la llamada de la Pachamama ?
¿Haz sentido que tu camino es seguir ese llamado?
¿Deseas sanar, equilibrar tu vida, honrar tu misión y convertirte en la Medicina que la Pachamama necesita en este tiempo en que la humanidad parece perdida?”
.
….pues ya somos dos! 🙂


Hola!!!!… y bienvenida a MUJER, Medicina de la Tierra.

Hace tiempo, me hice estas preguntas e inicié un camino de auto-transformación y sanación profunda, que me ha traído aquí para compartir contigo, todo lo que he recibido, aprendido, sanado y equilibrado como Mujer, haciendo de mi vida y mis experiencias la medicina de la Madre Tierra.

El Amawtismo Tiwanakota; es una de las últimas fuentes de sabiduría primigenia que quedan en el planeta y que tiene su origen en el chakra raíz de la Pachamama que está en Tiwanaku, el Lago Titicaca y el Cuzco; y es mi camino como Wilumi (Sacerdota de la Pachamama).

Mi misión es compartir todo lo que he recibido, en estas gotitas de Sabiduría Ancestral Femenina, para que puedan contribuir a la sanación de las hijas e hijos de la Pachamama.

Sé que es posible recuperar nuestra sabiduría, sanar nuestras heridas, volver al ciclo sagrado de la Madre Tierra y darnos como mujeres la posibilidad de hacernos a nosotras mismas la Medicina que la Madre Tierra necesita en este tiempo y responder así a ese llamado profundo de la Pachamama.

¿QUÉ ENCONTRARÁS AQUI?

  • Recursos para tu propia sanación y auto-transformación como mujer sagrada.
  • Ideas prácticas para activar y fortalecer tu conexión con la Pachamama.
  • Reflexiones que te ayudarán a fortalecer tu autenticidad y tu camino como ser humano y ser divino.
  • Y la posibilidad de encontrarte ceremonial y ritualmente, con una TRIBU FEMENINA maravillosa, que tiene el compromiso de hacerse a sí misma la MEDICINA DE LA MADRE TIERRA!!!

Soy Warawara · Neila Marquina, wilumi, sacerdota de la Madre Tierra, mujer Amawtica, madre, hija, humana y divina! Y agradezco profundamente tu presencia en este sagrado planeta!

Que la Pachamamita guie siempre tus pasos!

Jallalla!