Mensaje de la Abuela Luna en tiempo de Eclipses

¿A ti también te ha sorprendido el inicio de año con las emociones revueltas? Si no es así… que alegría!!.  Pues somos muchas, quienes sentimos que “todo” se nos puso patas arriba nada más iniciar el año!!. Y esto es, porque estamos pasando un portal entre dos eclipses, muy potente a nivel energético, y que además nos afecta emocionalmente.

El Amawta Fernando, nos recuerda que es una señal del cielo, sobre el tiempo que estamos viviendo y la necesidad que tenemos como humanidad, de enfrentarnos a lo que hemos sembrado en el tiempo del Ch’amaj Pacha (el tiempo de oscuridad), pues ahora todo lo que se hizo en la oscuridad, tiene que ser llevado hacia la luz..

Cuando la Abuela luna entra en un periodo entre eclipses, nos invita y acompaña en el transitar de ese periodo de oscuridad interior… “No le temas a tu propia oscuridad” nos dice la abuela, no temas entrar a las profundidades de tu ser, no temas ver tus defectos, tus errores, tus equivocaciones, no temas enfrentar aquello que no deseas”… pues es necesario verlo para sanarlo y llenarlo de la luz que habita en tu interior. 

No temas, nos dice la abuela luna! y yo recuerdo las palabras de mi maestro, el amawta, cuando me dijo un día: “los seres de la oscuridad, lo único que necesitan es amor, no les tengas miedo”… y eso me ayudó a sanarme a mi misma, a abrazar mi propia sombra, a aceptarla, amarla, consolarla, porque en el fondo, mis miedos y mis sombras, no eran más que la expresión de todas mis heridas.
 

“Un hombre o una mujer que ha despertado, que se sabe sagrada y ha reconectado con sus raíces, habla con la abuela luna, acepta esa invitación para abrazar su propia dualidad, reconoce que ha elegido nacer en este planeta sagrado que es la Pachamama, para aprender de su propia luz y su propia sombra“.

EFE/EPA/JOEL CARRETT AUSTRALIA AND NEW ZEALAND OUT


En estos tiempos, donde la luz se ausenta y la sombra se extiende sobre la Pachamama, las mujeres sagradas no ritualizamos, no hacemos celebraciones, porque no es un momento de fiesta… es un momento de estar en intimidad circular, de abrazarnos, de acompañarnos en el dolor de haber descubierto heridas antiguas que no habían sanado, de sentirnos unas a otras y compartir la palabra, la desnudez del alma y los aprendizajes que hemos cosechado en el tránsito por nuestra propia oscuridad.

Cuando una mujer elige el camino de la medicina sagrada, de la magia de luz, necesita pasar por estos periodos entre eclipses, necesita revisar su vida, enfrentarse a sus “miserias”, revisar si hubo alguien de quien habló mal, o alguien a quien hizo daño, si sus palabras pudieron herir a una persona intencionalmente o sus actos maltrataron a algún ser… Pues dicen las abuelas,  que antes de ir hacia la medicina sagrada de la tierra, debemos recoger todos nuestros actos, limpiarlos, y purificarnos con el agua sagrada de la inocencia. Reconociendo y pidiendo perdón,  porque no somos más que la proyección de nuestros actos, y cada acto un día volverá a nosotras multiplicado y ojalá que no nos pille de sorpresa!

En fin, gracias por acompañarnos una semana más!  Deseo que este tránsito planetario traiga paz a tu alma y a tu corazón. Y si deseas, puedes dejar tu mensaje en los comentarios, me encantaría leerte para saber cómo ha sido tu experiencia con este Plenilunio! 

Y recuerda… ya están abiertas las inscripciones para el Circulo On-line de Sabiduría Ancestral Femenina… y nos quedan solo 7 plazas!!!: Más info haz click aquí!

Un abrazo del Alma…  y AMOROSA LUNA LLENA!!!

Jallalla!

Warawara · Neila Marquina 
Wilumi sacerdotisa de la Pachamama, la luna y el Sol. 
Hija de la Pachamama y Mujer medicina de la Tierra