Mensaje de la Pachamama sobre la Paz

Mensaje de la Pachamama sobre la Paz

Después los bellos y profundos mensajes de Amawta Fernando y de nuestro encuentro del día jueves “Cobijándonos en Tribu”, una pregunta que se quedó en mi corazón es esta:

¿Desde nuestro territorio como podemos ayudar a equilibrar las energías (de la guerra), o es un acto de egocentrismo y solo debemos trabajar en nosotros mismos?

Entonces estos días, le pregunté a la Pachamama, ¿Mamita, cómo puedo responder a mi hermana?, ¿Cuál es tu mensaje? ¿Qué está a nuestro alcance en este momento?

Y ella amorosamente, me permitió ver:

“Y vi, que de todas partes del planeta, mujeres y hombres se reunían ante su altar, círculos pequeños y grandes, familias, parejas, tribus, mujeres medicina, hombres medicina, sanadora/es, curandera/os, bruja/os blanca/os, magas/os, … todas y todos, llevaban la mano a su corazón y allí se encendía una luz dorada como el Sol.

Y escuché: “Todos mis hijos e hijas son puente de luz, “Chakarunas” y “Chakawarmis”

Y comprendí: Los seres humanos, somos puentes que traemos luz a la tierra, que traemos equilibrio, que traemos la nueva vibración de la conciencia planetaria, y no en un día en específico, ni en una hora, sino en todo momento a través de nuestra intención.


Que no se trata de enviar luz a este o cual país, no se trata de enfocar la energía fuera de nosotr@s, sino de traer esa energía de amor, de luz, de paz, de equilibrio hacia nosotr@s mismos y desde nuestro centro vibrar, resonar, y llevar hacia el corazón de la Pachamama toda esa energía.

Vi entonces, que cada mujer y cada hombre, cuando hacían esto, se volvían una “wawita de la Pachamama”, un ser lleno de inocencia, un ser luminoso, puro, inmanipulable, consciente y lleno de sabiduría.

Que comprendía que la Paz, no era más que la suma de muchas paces internas, que la Luz, no era más que la suma de muchas luces internas, que el camino es individual y a la vez comunitario, que ya no se trata de uno, sino de toda la humanidad.

Que la gran responsabilidad es hacer espacio dentro de nosotras y nosotros, para el amor, para la armonía, y para el equilibrio con todo lo que nos rodea. Y que ese es el camino, ese camino aún misterioso que los abuelos llaman el Suma Qamaña…

Y vi, que pocos son los que caminarán por ese camino, porque no es fácil pero los pocos que caminen, llevarán la semilla de la nueva humanidad…”

Siento, que en este momento tan convulso, la Pachamama está hablando con muchas de sus hijas y de sus hijos, que solo se trata de hacer silencio dentro y prestar atención, de no dejarnos llevar por el miedo o la desesperación, sino de confiar.

Nos hemos preparado para esto y para muchas más cosas! Somos las y los hijos del arcoiris, la semilla de la nueva humanidad.

Que la paz, habite en tu corazón, en tu mente, en tu consciencia, en cada uno de tus actos.


Hasta la próxima semana!



Warawara · Neila Marquina
Terapeuta Femenina · Mujer Medicina Amawtica
Wilumi Sacerdota de la Pachamama, la Luna y el Sol.
Mensajera de la Pachamama

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: