Mujer: Medicina de la Tierra (III Parte)

Viene de parte 2

En que consiste nuestra medicina?

Así como hay médicos generales y otros especialistas, así también hay mujeres y hombres que han despertado-recordado sus dones, y no todos son iguales. El cambio de energía tiene que darse a todos los niveles por lo que todas las áreas de vida son sumamente importantes: la educación, la medicina, la ciencia, la tecnología, la agricultura, la construcción, la legalidad, la espiritualidad, etc.

Todo tiende hacia un cambio de paradigma, por lo que es importante, que se honre la diversidad; que aprendamos a vivir comunitariamente, sin comparar el trabajo que hace un pino, una piedra o una abeja, pues cada uno tiene su lugar en la tierra. Como dice Amawta Fernando, “ella… no es socialista ni capitalista, la Pachamama es comunitaria.”

A partir de ahora, cuando hablamos de Mujer Medicina, estamos sosteniendo una de las miles de verdades que tiene la humanidad: la mujer es la Medicina que en este momento necesita la Tierra, es la medicina para la Pachamama.

Concebimos que nosotras al realizar nuestro proceso de sanación ancestral, de nuestro linaje femenino, nos convertimos en las herramientas que la Pachamama tiene para su autosanación. Al pasar este proceso, se despierta en nosotras el Amor hacia todos los seres, el comunitarismo esencial; dejamos de competir, dejamos los patrones salvajes de consumo desenfrenado; nos equilibramos, nos vemos entre nosotras con ojos diferentes como parte de una gran familia, encontramos a nuestra tribu cósmica y planetaria.

Ahí es cuando “nos hacemos medicina”, aceptando que en nuestra vida, cada acto que realizamos se convierte en aquello que necesita la Pachamama para volver al equilibrio, pues es entonces a través de nuestras palabras, nuestros actos, nuestra coherencia que comienza la sanación del planeta y entonces de toda la humanidad. Y todo lo que hagamos sin importar el área donde estemos, será esencial para ese proceso de autosanación que nuestra madre sagrada necesita.

 

Y los hombres qué?…

Hasta ahora, hemos hablado mucho sobre el papel de la mujer, esto no quiere decir que no reconozcamos a nuestros hermanos hombres, lo masculino es sagrado y habita en todos los seres como habita lo femenino. Solamente que ha llegado un tiempo de cambio y ese cambio es hacia lo femenino.

Cuando las mujeres volvemos a ocupar “nuestro lugar”, vuelve el equilibrio, vuelve la danza cósmica Chacha-Warmi y también los hombres “ocupan su lugar”, nos re-encontramos.

Sostenemos que todos los seres somos duales, la gran mayoría somos andróginos y las dos energías se mezclan en nuestra vida. Actualmente y gracias al Gran Espiritu, existen muchos hombres que están sanando su lado masculino, que están equilibrándose en la energía femenina, aceptándola en su vida y actuando con sabiduría, permitiendo que esa Energía Amorosa Femenina los guíe.

Estos hombres son los que caminan a nuestro lado en este tiempo, no se refiere a ser seres afeminados o que han perdido su poder o su identidad, sino seres que desde su libertad han encontrado el equilibrio y por lo tanto viven su vida y todos sus actos en armonía con las leyes sagradas de la naturaleza.

Este escrito y todo lo que puede sacarse de él, es tan válido para hombres como para mujeres, por lo tanto invitamos a que reflexiones sobre su rol, sobre su lugar, los llamamos a expresarse y despertar con nosotras.

sexualidad-1-mda8m2o3x1higmujg265uk7wfexkdn9epbxdduyp98

Algunos ejemplos…

Finalmente, quería mencionar tan solo algunos ejemplos de cómo miles de seres en el planeta estamos aplicando nuestra medicina para la Sanación de la Tierra…

En la educación: Las escuelas libres, están planteando nuevas formas de Pedagogía, la educación está volviendo a ser libre, a ser tribal, está volviendo a las manos de hombres y mujeres despiertos, de maestros y maestras que han despertado su conciencia, que con rebeldía y amor se atreven y plantan cara al sistema, pues ya no queremos seres humanos hechos a medida de los estados y las políticas. La Pedagogía Ancestral,  está volviendo de a poco y multiplicándose en diferentes puntos del planeta. Hay esperanza para nuestros hijos.

En el arte: Se está recuperando su esencia mística, la danza, el teatro, el clown, el cine, la pintura, la fotografía está volviendo a ser más consciente, y está buscando miles de formas de colaborar en el despertar de la humanidad, está recuperando su energía sanadora y equilibradora del cuerpo, la mente y el corazón. Un pequeño ejemplo es como la Arteterapia o la Biodanza, están ayudando a que miles de personas pasen sus procesos de despertar de forma armónica, que tengan un acompañamiento. O la forma en que a través del arte se expresan códigos ancestrales que llegan a lo profundo de nuestro ser y nos hacen el click, despertando la memoria celular.

En la ciencia: Están coches a electricidad, la tecnología solar, eólica,  bioenergética, que ven alternativas diferentes a seguir desangrando a nuestra madre, con el petróleo. Con la Bioingeniería que estudia y comprende a la naturaleza, para replicar su sabiduría y expresarla.

En la medicina: Se están re-descubriendo y expandiendo las terapias no agresivas, las terapias holísticas e integrativas que ven al ser humano no solo como un ser biológico, sino también energético, mental y espiritual. Se están recuperando las sabidurías de los pueblos indígenas, el uso medicinal de plantas sagradas, cada ser humano esta tomando conciencia de su propia capacidad de auto-sanación.

En la espiritualidad: Hace mucho tiempo las religiones se multiplicaron, acomodándose a la medida de los seres humanos, y después a la medida del poder que ostentaban, hoy en día cada vez hay más seres espirituales y menos religiosos, pues la religión nos religa, la espiritualidad nos Libera, la conexión con el Gran Espíritu, con la Pachamama, con los Seres de Luz jamás nos quita la libertad, nos la concede y esta verdad esta resonando en el corazón de muchos seres humanos que están abriendo su mente, liberándose de patrones religiosos, y abriéndose a aceptar y comprender desde otras visiones.

Miles de mujeres y hombres, están recuperando su ceremonialidad y su ritualidad, su conexión con los ciclos sagrados y con los Seres Invisibles. Ahora no solo el papa besa la tierra allí donde llega, sino somos muchos seres que damos besos a nuestra madre sagrada, como desde hace miles de años lo  han hecho nuestros antepasados.

La Bioconstrucción, la nueva agricultura, las experiencias de vida comunitaria, ecoaldeas y un larguísimo etcétera que nos llena de esperanza en la humanidad y alegría porque este cambio es REAL.

Aun queda mucho por compartir… sobretodo profundizar en el rol femenino y en todas las practicas que estamos recuperando, pero lo dejamos para más adelante! Gracias por llegar hasta aquí… Que la Pachamama guie cada uno de nuestros pasos.

Jallalla!!!

Warawara
Wilumi, Sacerdotisa de la Pachamama · Mujer Amawtica · Mujer Medicina
(Derechos Registrados · El contenido de este articulo pertenece al Libro Wilumi)

 

Mujer: Medicina de la Tierra (II parte)

…Viene de Parte I

Como llegamos a ser Mujeres Medicina?

R.C. Gorman · Mystique

Si preguntas a cualquier mujer que se reconozca a sí misma como Mujer Medicina, verás que en su historia personal, ha pasado por esa “crisis” profunda que le ha hecho plantearse todo. Ha tocado fondo y su Ego se ha rendido. Ha tenido la valentía para atravesar su infierno o sus infiernos. Ha pasado por sobre sus procesos karmicos, liberándolos pues  le eran necesarios para recordar, y sobretodo no se ha rendido ante la vida.

En algún momento se ha dado cuenta que no se conocía y se ha preguntado ¿quién soy en realidad? … La respuesta a esa pregunta le ha llevado a seguir un camino de consciencia, de autenticidad, al que nosotros llamamos el Camino de la Guerrera, el Camino Rojo de la Pachamama.

Sigue leyendo

Mujer: medicina de la Tierra (I Parte)

Hace poco estuvimos reflexionando sobre el cómo cada vez, hay muchas más mujeres que se reconocen como Mujeres Medicina; independientemente de que provengan de algún linaje de mujeres sanadoras. Es hermoso ver este despertar consciente femenino alrededor del planeta.

En otros escritos hemos hablado un poco del Warmi Pachakuti, como el tiempo de cambio que estamos viviendo. Este es un movimiento de energía, un cambio de polaridad de lo masculino hacia lo femenino, que está viviendo la Pachamama. Todo nuestro planeta está pasando por este cambio energético, y a su vez todo lo que está sobre ella:  piedras, árboles, montañas, ríos, lagos,  animales y un largo etcétera, hasta llegar a nosotros los humanos, y de este grupo sobretodo a nosotras las mujeres, que somos la representación humana de lo femenino.

De esta ola energética, es que podemos ver la importancia de las mujeres para este tiempo, nosotras las mujeres a nivel planetario hemos empezado a despertar y tomar más conciencia sobre las implicaciones de nuestro nuevo Rol. Es el tiempo en que debemos revalorizar el rol de la mujer en la familia, en la sociedad, en la cultura, en la educación; debemos reflexionar profundamente sobre el papel que tenemos en “Este” tiempo.

Hemos elegido nacer justamente, en el inicio de un cambio que durará miles de años,  esto implica muchísima valentía, coraje y sabiduría; la mayoría de la humanidad somos seres de esencia índiga o cristalina; somos rebeldes y traemos nuevas propuestas y formas de vivir, traemos el cambio en nuestra esencia y para todos los planos.

1456669_663871820319635_455849658_n

Sería demasiado hablar de las heridas que tiene la Pachamama, solo hace falta entrar en el facebook u otras redes sociales, ver las noticias o poner una palabra en Internet, para acercarnos a la magnitud del daño que hemos causado como humanidad, a este sagrado planeta que nos da la vida.

Como dice el Amawta Fernando, “La Pachamama, en su inmenso amor, nos ha tolerado todo y aún lo sigue haciendo, pero hemos llegado demasiado lejos, ya le duelen sus heridas y cuando escuecen ella se mueve un poco, y mueren 500 insectos o más. Y solo se mueve un poquito…”. Esos insectos que somos los humanos y  se estima que llegamos a más de 7.229.916.000 personas, y cada momento se incrementa aún más; seguimos perforando su piel, entrando a sus entrañas y extrayéndole la vida, creyéndonos superiores a ella. Cuánta ignorancia!.

Las mujeres estamos “despertando-recordando”, sabemos sin leer las noticias todo lo que ella está pasando, lo sentimos en nuestra piel, en nuestro corazón y es mucho el dolor que nos transmite. Esto está haciendo que nuestro proceso de “Despertar-recordar” se acelere. Por esto es normal cada vez más, encontrar a mujeres y hombres que están pasando procesos duros, que terminan por hacer rebrotar su sabiduría y sus conocimientos ancestrales. Se hace urgente el llamado a sanar nuestro lado femenino y equilibrarnos, pues nosotros también somos Pachamama.

Cada vez más son las personas que han entrado en procesos de “crisis” existencial, de pareja, familiar, laboral etc. Para nuestro lenguaje sagrado el aymara, sin embargo no existe la palabra crisis, no existe, todo es “Kuti” todo es cambio, y el cambio que estamos viviendo es una llamada a nuestra misión más importante: Ser las esencias que somos.

Aún vivimos en una sociedad que está asentada en esquemas rígidos, en filosofías que nos llevan al  desequilibrio, desconectados de la tierra, con miedos y dependencias, sin libertad. Aún vivimos repitiendo patrones familiares que ya no tienen sentido, el machismo y el hembrismo han generado un gran desequilibrio en la humanidad, ningún extremo es bueno.

Aún estamos en competencia, en procesos de desvalorización o de sobrevaloración sobre nosotras mismas. Aún miles de nosotras tenemos un profundo resentimiento con la energía  masculina, somos herederas de heridas y dolores ancestrales, y otros. Todo eso es un gran peso que venimos cargando y que hay que empezar a entregarlo, a liberarlo. Es el tiempo de hacer rendir nuestro Ego y reconocer que solo conectadas con la energía de la Pachamama podemos cumplir con nuestra misión de vida.

Continúa Parte 2…

Jallalla!!!

Warawara
Wilumi, Sacerdotisa de la Pachamama · Mujer Amawtica · Mujer Medicina
(Derechos Registrados · El contenido de este articulo pertenece al Libro “Wilumi”)

Existen enfermedades con orígenes muy profundos y diversos….

La enfermedad para los maestros Kollyris, para los Kallawayas y médicos de mi tradición, es un proceso de desequilibrio energético humano, es el final de un camino, es también un aviso de llamado urgente para la reflexión.

kallawayas_2

Existen enfermedades que se generan a partir de la negación constante de la persona a sí misma, como el alzheimer, o la pérdida del alma, más propiamente del khamasa de la persona.

Esto quiere decir la pérdida o el divorcio de la energía divina con el cuerpo y con el campo áurico de la persona, esto produce una baja muy severa en las defensas del cuerpo y puede producir la muerte.

Para los procesos de curación de la personas se pueden usar diferentes medios, existen enfermedades producidas por el simple distanciamiento de la persona con la energía de la tierra.

Los bajones de autoestima de las personas pueden producir severos trastornos de personalidad, ansiedad, cansancio mental.

El uso excesivo de la lógica produce también procesos severos de caída energética, que pueden desembocar en enfermedades tan graves como el cáncer.

La negatividad de la persona puede generar y ser el origen y puerta de entrada para estas enfermedades.PLANTAS REGULADORAS DE LA FUNCION INTESTINAL  MEDICINALES

Existen en la actualidad muchas plantas de poder para curar y prevenir enfermedades para la nueva humanidad, también la naturaleza humana está cambiando, especialmente el ADN de niños y jóvenes.

Se puede avistar que hasta finales de esta década, algunas de las temidas plagas de la humanidad desaparecerán y otras las sustituirán.

Ojalá que para este tiempo se pueda dar mayor uso a estas plantas de poder que por ahora son tan misteriosas y usadas a baja escala, especialmente por curanderos de pueblos originarios.

Amawta Fernando Ergueta.

Pedagogía Ancestral Amawtica

ENTREVISTA AL AMAWTA FERNANDO ERGUETA, MENSAJERO DE LOS ANDES DE LA ESCUELA FILOSÓFICA AMAWTICA (TIWANAKU, BOLIVIA).

1907869_780302485377841_5431908311376704375_n
Fernando, ¿nos podrías definir qué es el conocimiento amawtico?

El pensamiento amawtico es un referente muy antiguo de las culturas andinas, un referente sobre la forma de producción de los pueblos, de las organizaciones autóctonas y de la vida misma. El amawtismo es el equilibrio que tiene la naturaleza en sus miles de expresiones, estamos hablando del equilibrio chacha-warmi.
¿Qué significa chacha-warmi?

Es la energía masculina (chacha) y femenina (warmi).

¿Parecido al ying-yang?

Sí, parecido, es una expresión dual. Es el equilibrio entre lo femenino y lo masculino, y también el equilibrio entre el hemisferio derecho e izquierdo del cerebro. La energía chacha-warmi  es esa forma de vivir en completa armonía con las energías cósmicas y telúricas.  De hecho éste es el fondo y el espíritu del amawtismo.

¿Quién es el amawta en la cultura andina?

Hablamos, pues, de que un amawta es en realidad un filósofo que tiene la capacidad de visualizar el conocimiento como un todo. El Amawta en las civilizaciones andinas
era un hombre de leyes, era miembro del consejo de ancianos, podía ejercer muchos papeles en función de las necesidades de su sociedad. Podía ser yatiri también, es decir, que poseía conocimientos de medicina. En todo caso debía estar perfectamente armonizado, debía ser un sabio.
¿La propuesta del amawtismo podría ser retomada en un sistema social, donde se equilibren todas las partes del ser?

Actualmente el amawtismo propugna que el ser humano retorne al equilibrio interno de su ser, a su poder interior, que debería estar en perfecto equilibrio con las leyes de la naturaleza, enraizado en la energía de la Madre Tierra y conectado con la energía cósmica. Si la persona está equilibrada y enraizada, es capaz de alcanzar metas de felicidad pero actualmente la humanidad está dormida en este sentido, está sufriendo ese vacío interno, por eso existe una falta de valores. El amawtismo propone volver a la capacidad de reconocer que existen dos realidades, proponiendo la Unidad y que los sistemas sociales sean capaces de cuidar y proteger el equilibrio interno- energético tanto de las personas como de la propia Naturaleza.
¿Cómo podríamos aplicar todos estos sabios conocimientos a la Educación?

La meta es volcar la propuesta amawtica hacia las sociedades haciendo que las nuevas generaciones reconozcan estos paradigmas de reconexión con la Madre Tierra, respetando los procesos de la Naturaleza, respetando a los animales, plantas… como iguales, y respetándonos entre las personas. Y promover ante todo un nuevo comunitarismo social donde se reconozcan las leyes de la Naturaleza como son el Ayni (equilibrio en los intercambios, el dar y recibir, el trabajo mutuo) y la minka (servicios comunitarios y solidarios), como parte esencial en la vida de los seres humanos.
Entonces ¿tenemos una propuesta individual en la que la persona se reconecta y se equilibra y otra propuesta social donde se reconocen esas diferentes leyes universales?
Exacto, tenemos una doble propuesta, la interna y la social, para la construcción de una vida armoniosa de una nueva sociedad, que para nosotros en cambio es muy antigua.

¿De qué manera se puede llegar a ser un amawta?

Es un ser que está en continuo aprendizaje, es un camino de Vida. El amawta está obligado a beber tanto del conocimiento divino como del conocimiento científico. Hoy en día es necesario prepararse a todos los niveles, desde el nivel espiritual hasta el nivel universitario, para así entender cuál es el proceso filosófico de todos los pueblos, como los celtas, los cátaros…
¿Qué tal si nos das algunas recomendaciones prácticas para los padres y sus niños?
Lo primero que yo recomendaría es que no se coarte su capacidad creativa, como por ejemplo, dando demasiados juguetes materiales a los niños hace que ellos pierdan su capacidad de imaginación y de intuición. Primero tenemos que potenciar su capacidad creativa. También me gustaría comentar que muchos niños cuando son pequeños tienen amigos invisibles; no dudemos de ellos, incentivemos esa potencialidad para que su hemisferio derecho del cerebro reconozca esa otra realidad. Otra cosa que considero importante es cultivar el sentido de la divinidad.
¿Cómo?
Practicando los agradecimientos a la Madre Tierra, a la Vida, y también enseñándoles que hay una Jerarquía del Amor que han de respetar.
¿Qué quieres decir con Jerarquía del Amor?
En los pueblos andinos se cree que existe un triángulo que está conformado en el punto más alto por el Creador, después vienen los pacajaques (hombres alados o ángeles) y nosotros estamos en la base. Se trataría de respetar este orden, de dar las gracias al levantarte primero al Creador, después a la Madre Tierra y por último a tu hijo/a, esposo/a, hermano/a… Hay que enseñar a los niños de hoy que están llenos de fortaleza, sabiduría y amor, y que tienen ciertas capacidades innatas que pueden desarrollar y aplicar en su día a día, como por ejemplo sanar sus alimentos, el agua, las emociones.
¿Cómo pueden hacer esto?
Es una sencilla acción, posando sus manos sanadoras sobre los alimentos, por ejemplo, y agradeciendo a la Madre Tierra todo aquello que van a comer. Podemos enseñar a los niños de forma práctica que la Naturaleza interviene en su conjunto para que los alimentos puedan estar en nuestra mesa y podamos disfrutar de ellos, por tanto tenemos que agradecer a todos y cada uno de los elementos que lo han hecho posible.

Por ejemplo, un juego podría ser que los niños se pusieran en círculo y que cada uno representase una acción de la Naturaleza: la semilla, la lluvia, el pájaro, el viento, el agua… y representar qué pasa con esta pequeña semilla hasta que llega a nuestro plato.
Esto es muy interesante, pues a los niños les encanta jugar.
Sí, en efecto, a los niños y a toda la humanidad, porque no importa la edad que tengas, dentro de cada uno de nosotros hay un niño al que hay que enseñar a jugar. Para poder entrar en estado de inocencia, para poder conectarnos con las energías universales, debemos aprender nuevamente a jugar, a jugar a cosas serias, cosas para sanar, cosas que nos edifiquen, que nos vuelvan auténticos, que nos vuelvan amawticos, sabios y sabias.

 

Extracto de la Entrevista: Libro Pedagogía 3000 – Noemí Paymal

La Mujer como Sacerdotisa de la Vida

10154222_1538300726500550_9218277423700985748_n

Hace unos días me preguntaron ¿qué es una sacerdotisa? Y mi corazón me llevó a recordar los años de caminar, buscar, aprender, seguir caminando, buscando y aprendiendo. Cada momento vivido y cada persona que se cruzó en mi vida, fueron grandes maestros.

Siempre sentí que de algún modo todas las mujeres podemos ser sacerdotisas, si estamos dispuestas a mirarnos en nuestra luz y nuestras sombras, a tomar conciencia de nuestro poder interno, a sincronizarnos con los ciclos del cosmos y la naturaleza, a ritualizar cada momento de nuestra vida y honrar a nuestra Pachamama, que siempre nos sostiene y acompaña. Sigue leyendo

Prepara tu ofrenda a la luna

cuarto creciente

Gracias damos a la mamita luna, la sagrada abuelita Mama Phaxsi, mama Killa… que una vez más nos entrega su mensajito… que así sea y que resuene….Luna creciente, 14 de abril de 2016.

Durante muchos años, las mujeres vivimos celebrando las lunas llenas, hablamos de sus ciclos y ya sabemos que estamos en comunión con su energía, en los últimos tiempos se ha escrito mucho sobre la relación que tiene la lunita con nuestras aguas sagradas (nuestra lunación-menstruación), y desde la astrología cada mes miles de personas nos entregan sus mensajes alrededor del mundo. Y aún así, nos falta aún develar sus miles de misterios, pues no existen dos lunas iguales, como no existen dos días iguales, el tiempo es sagrado y la luna nos enseña que ella cuenta los días a modo de segundero de reloj…

Sigue leyendo