RETORNO DEL SAGRADO FEMENINO (Parte 1)

Sobre el Warmi Pachakuti el Tiempo Sagrado Femenino

IMG_20170521_100123_570

Hace años, cuando comencé este camino fue a partir de una conversación profunda y larga con nuestro guía y jilata el Amawta Fernando Ergueta, sobre el rol que tenemos las mujeres en este nuevo tiempo. En ese entonces la conversación que sostuvimos me ayudó a profundizar sobre esta misión sagrada, de transmitir la sabiduría de mis ancestros sobre nuestra madre sagrada la Pachamama. Sigue leyendo

Almeria: Círculo-Taller Sagrado Femenino

CIRCULO-TALLER DE INTRODUCCIÓN AL: “SAGRADO FEMENINO”

*Danza * Meditación * Circulo de palabra*

Este es un circulo-taller, dirigido a todas las mujeres que deseen conocer un poco más sobre el Sagrado Femenino. ¿Qué es? Qué relación tiene con la Madre Tierra? ¿Por qué las mujeres estamos siendo llamadas a esta energía?¿Cómo despertarla en nosotros? Cuál es el nuevo rol de las mujeres en este tiempo sagrado?

Intentaremos responder a esta y otras preguntas desde la esencia espiritual de la cosmovisión andina: El Amawtismo, que a través de la conexión con la madre tierra nos permitirá profundizar en el Sagrado Femenino y nos dará pautas muy sencillas de cómo podemos por nuestra cuenta prepararnos para este camino misional femenino.

En este Taller hablaremos sobre:

  • El despertar de la sabiduría ancestral
  • Qué es lo sagrado femenino?
  • Importancia de nuestra relación con la Madre Tierra
  • El camino de la Wilumi: la mujer sagrada y mujer medicina
  • Pre-enraizamiento y Enraizamiento Ritual
  • Activación del templo Matricial (Utero)
  • Sanación del Linaje Femenino
  • Sincronización con el Tiempo Sagrado
  • Sobre los registros akhasicos y las misiones del alma.

Que necesitas:

* Venir con ropa cómoda, si puedes falda y ropa de colores claros.

* Si tienes, puedes traer tus elementos sagrados: una vela con protector, piedras, plumas, conchas de mar, y todo aquello que sea importante para ti.

Compartiremos con:

Warawara • Neila Marquina, mujer medicina amawtica, wilumi y sacerdotisa de la Pachamama (Madre Tierra), co-creadora de círculos femeninos en España, Perú y Bolivia, que promueve el despertar de todas las mujeres, como guardianas del sagrado femenino de la Madre Tierra.

Fecha: Viernes 09 de septiembre, 2017
Hora: De 18.30 a 21.30
Lugar: Avenida Cabo de gata S/N.
Locales comerciales de Ego Sport Center. 04007 Almería.
Precio: 20Eu. (Incluye Merienda)
Inscripciones: 619509346 Cristina
Organiza: “Escuela de danza Cristina Samaniego”
http://cristinasamaniego.com/

Te esperamos!!

Jallalla!!!

Alimentacion y ciclo menstrual

Quizás todas hemos escuchado alguna vez en nuestra vida que somos cíclicas o lunares. Algunas se habrán preguntado ¿qué quiere decir esto? Es una forma de llamar al proceso cíclico que vive la mujer continuamente en su periodo de fertilidad, desde la ovulación hasta la menstruación. Por ello, buena parte de creencias ancestrales y terapias femeninas asemejan nuestro proceso de sangrado al movimiento cíclico de nuestro satélite natural; la luna. Sigue leyendo

PARIR es PARTIR-SE EN DOS (1)

Cuando estaba embarazada pensé mucho en la palabra PARIR… yo no queria parir, pues relacioné mucho esa palabra con el dolor, PARTO-PARIR para mi era partirse y partirse era romperse… y romperse uffff… duele mucho y se tarda en sanar. (A quien le han roto el corazón imagina esos dolores!)

Sin embargo, después del Parto, después de estos siete deliciosos meses al lado de mi bebé-maestro-hijo, recien voy comprendiendo poco a poco el significado profundo que ha cobrado para mi esta palabra:

PARIR… sigue siendo PARTIR-SE. Por qué?… Pues, porque, una parte nuestra como mujeres se va, “parte” definitivamente para convertirnos en otro ser,  en otra mujer totalmente diferente  siendo la misma. “Parten” muchos miedos e inseguridades que antes se presentaban ante cualquier cosa y te das cuenta que poco a poco te conviertes en una loba, una leona feroz que haria cualquier cosa para proteger a tu cachorro; “parten” y muy lejos las tontunas (como dice mi compañero-hermano-esposo) pues casi de pronto, te das cuenta que hay alguien que importa más que cualquier cosa, persona o problema, “parte” el egocentrismo y ese mundo que era solamente tuyo se va dispersando para llenarse de pañales, de risas, de manos chiquititas, de juguetes…  . “Parte” y no volvera jamás esa otra parte (valga la redundancia) que dejas atrás, la mujer sin hijos. Y con esto no quiero decir que una mujer sin hijos valga menos, solo digo que hay una diferencia, hay un cambio tan profundo que nos hace ESTADO, desde ya y para siempre, seremos otra mujer:  más completa (feliz o no, es otro asunto) pero mas completa, pues esa experiencia de PARIR=PARTIR-SE nos mueve tan profundamente que a los pocos días cada célula se reconoce como parte de una MADRE.

IMG_0586bn2

PARIR… es partir-se = abrirse, como el arbol que abre su corteza-piel para crear nuevas ramas, como se abren los frutos cuando van a soltar sus semillas, como las semillas cuando se “parten” en dos en el momento justo en que sale la pequeña raíz que las conecta con la tierra dando nueva vida… nos partimos justo a la mitad y sale nuestra luz y nuestra oscuridad, la parte más salvaje y la mas domada, la mujer más valiente del mundo y la que está cagadita de miedo, la que puede con todo su cuerpo.. y la que tiene miedo a una herida… ahí estamos partidas, con dos voces que van luchando en nuestra mente, para dar paso al nacimiento de otro ser-mujer-madre-hij@… nos partimos pues solo así podemos abrir nuestra coraza-corazón y permitir que el amor fluya como la savia-sabia de un arbol, lubricando nuestra herida-apertura para enraizarnos y ser sembradas nuevamente en la tierra en la gran Pachamama… la gran madre que cada dia se abre-parte para darnos vida.

PARIR…. es Partir-se en Dos… tu y el otro ser (amado) un otro, pequeñito, humano, fragil, que a penas nacer te inunda de un amor indescriptible, te abruma, te llena, te sobrepasa, te ilumina en segundos…  y entonces, en ese instante que lo ves por primera vez… comprendes  TODO, pues todo cobra sentido, cada pujo, cada grito, cada llanto, cada dolor de esa ruptura interna, externa, física, almica, etc. etc…. porque ya desde ese instante, jamás estarás sola… el OTRO SER… que nace de ti, que es “parte” de ti, ya siempre estará ligado a tu corazón… desde ese instante precioso y preciso, es el latido de su corazón el que hace que cada latido tuyo tenga sentido, desde ese instante, naces tambien a la vida, a otra vida llena de colores, naces como Diosa, como una Supermujer paridora, como leona con su cachorro, como una loba… re-naces y te das cuenta que desde ahora eres Dos.

PARIR es sin duda PARTIR… irnos lejos en unas horas, renunciar a todo, dejar el control, abandonarte y confiar y entonces…  morir un poco para conectar con la vida, hacerte recipiente para el Amor Verdadero, deshacerte para amar profundamente,  y en segundos infinitos preparte para VOLVER y nacer con más Amor…

Desde entonces… eso es PARIR… ❤   (continuará…)

Warawara

Células Madre en La Menstruación.

“NUESTRA SANGRE MENSTRUAL ES VIDA….” No solamente lo decían las abuelas y los pueblos indígenas.. cuando era sagradísimo honrar la tierra con la sangre menstrual para devolverle la vida que la nos ha dado… sino que también lo confirma la ciencia…
…………………………….

62b80455b4fe936c8b5b472cbfd2e9be
“Durante la menstruación, en la pared del útero de la mujer se hallan células madre que se podrían utilizar en el laboratorio para crear nueve tipos de tejidos, según los resultados de una investigación de un grupo de científicos norteamericanos del Biocommunication Research Institute de Wichita (Estados Unidos), que acaba de aparecer publicado en la revista Journal of Translation Medicine.

El crecimiento de nuevos vasos sanguíneos es uno de los procesos esenciales en el útero durante el ciclo menstrual. Los investigadores afirman que el nuevo tipo de células madre que han identificado intervienen en este proceso. Durante el ciclo menstrual, el útero alberga el óvulo y se prepara para el posible embarazo engrosando sus paredes con la aportación de nutrientes y vasos sanguíneos. Si no hay fecundación, el óvulo no fecundado se desprende y se rompen los vasos sanguíneos, con el consiguiente flujo menstrual.

Las células madre que se han descubierto en esta investigación están involucradas en la regeneración de nuevos capilares. Los investigadores las han denominado células regenerativas endometriales (ERC). Para detectarlas, han recogido muestras de cinco mililitros de sangre menstrual de diferentes mujeres sanas.

Xiaolong Meng, director del estudio, afirma: “Tenemos muchos problemas con los actuales métodos para lograr células madre, como las de médula ósea, y utilizarlas para tratamientos, ya que pueden ser rechazadas por el paciente y tienen un potencial limitado para reproducirse. Es posible que hayamos encontrado una vía para superar estas dificultades mediante el uso de células de sangre menstrual”.

En los cultivos de laboratorio, los investigadores han podido observar que estas células se pueden dividir hasta 70 veces en un periodo de tiempo muy corto. Esta tasa de replicación es significativamente más rápida que la de las células madre que proceden de la sangre de cordón umbilical o de médula ósea, explican los investigadores. También afirman que a partir de estas células madre se pueden obtener diferentes líneas celulares, lo cual significa que existe la posibilidad de que se diferencien en distintos tipos de tejido, entre ellos el cardíaco. El estudio ha sido financiado por el laboratorio de Kansas Medistem, y han invervenido investigadores de la Universidad de Alberta y de la de Ontario, en Canadá.

Aunque todavía no tiene ninguna aplicación real, otro laboratorio privado estadounidense ha empezado a ofrecer servicios para conservar sangre menstrual”.

fuente: http://elpais.com/diario/2007/11/20/sociedad/1195513217_850215.html

” Poder de la Mujer – Antigua profecía andina”

Aquí les dejo esta maravilla de profecía sobre la iniciación de la mujer, disfrútenla.

166071_553727251368700_2012486565_n

” Poder de la Mujer – Antigua profecía andina”

Según una antigua profecía andina llegará el día en que el espíritu femenino se despertará del letargo y luchará para eliminar el odio y la destrucción en la tierra; y dará inicio a un mundo de amor y paz, hermandad y armonía. En su largo camino de aprendizaje la mujer será capaz de encontrar su fuerza de voluntad, su coraje, el conocimiento y la energía necesaria para cambiar el curso de su propia historia, haciendo de cada dolor, de cada soledad, de cada tristeza, un mundo de alegría, de amistad y de plenitud.

¿Cómo se aprende a ser una verdadera mujer?

Estudiando atentamente la naturaleza. Pero antes tiene que conocerte y aceptarte de quién eres en verdad. Tendrá que ser tu misma, si tú misma y nadie más.
A menudo construimos nuestra vida recogiendo los pedazos de la existencia de los otros intentando plasmarlos sobre modelos impuestos desde afuera.
Con estos trozos vamos tejiendo una manta para cubrirnos delante de los demás. Esto nos vuelve infelices.
La verdadera mujer se descubre en su verdad y sigue su camino plenamente consciente de Sí misma. Son muchas las mujeres que intentan aparecer por aquello que no son y pocas las que toman tiempo en auto indagarse y descubrirse.
La naturaleza te ha donado un cuerpo y un alma en los cuales reside el espíritu. Sólo tú como mujer y ningún otro fuera de ti tiene el derecho de cambiar tu vida. En el momento en que descubras a ti misma te encontrarás en el camino que te transformará en una verdadera mujer.
El arma más potente de una mujer es su energía interior que la protege tanto a ella como a todos los que ama. Es por esta razón que tendrá que aprender a descender a su mundo interno: solamente cuando descubra su verdadera esencia podrá usar toda su energía interior.
La sociedad contemporánea no quiere saber realmente sobre quién es la mujer y busca deformar su carácter desde el nacimiento.

¿Qué aprende una mujer hoy en día de la sociedad?

A falsificarse, a esconder sus verdaderos sentimientos, a cuidar sus propias opiniones, a enmascarar sus pensamientos. Un hombre cercano a una verdadera mujer se diviniza. Para descubrir los misterios de la divinidad el hombre debe penetrar en el corazón de la mujer porque la Pachamama quiere sólo aquello que la mujer desea. Si la Pachamama es amor, también la mujer lo es.
El hombre debe considerar a la mujer como la versión de la naturaleza creadora cuya moral se basa en el respeto por la vida.

Antiguamente para aprender a ser una verdadera mujer era necesario recibir una iniciación. Tenía que entrar sola en el Templo del Puma y permanecer 7 días y 8 noches. Recostada sobre una piedra, conocía y saboreaba la verdadera soledad. La oscuridad más absoluta afrontaba su miedo a lo desconocido e inmersa en el silencio más impenetrable buscaba conocer su verdadera naturaleza. Era una batalla muy difícil. La lucha más dura de sostener no es aquella que se combate con un adversario sino contra sí mismo.

Ahí, donde no percibía el más mínimo ruido, comenzaba a escuchar los sonidos emitidos por su cuerpo: los latidos de su corazón, los sonidos sordos de los pulmones, del hígado, del páncreas, del intestino, del estómago, de los ovarios…Cada órgano entonaba su propia música: sonidos nunca antes escuchados. En aquél retiro absoluto, a través de la meditación, la reflexión y el análisis de toda su vida, la mujer vencía sus propios temores para averiguar quién era verdaderamente y para qué había venido a la tierra.
Aquella que entraba en el Templo del Puma, salía preparada y consciente de su propio poder y su propia fuerza. Pero para poder comenzar su iniciación la mujer debía primero superar una serie de pruebas para mitigar su carácter y por lo tanto aprender, en el Templo, a controlar poco a poco el propio cuerpo y la propia mente. Ahí dentro era asaltada continuamente por dudas y temores: debía aprender a tener fe, porque quien no tiene fe en sí mismo está perdido.
Concentrada sobre sí misma recorría desde el recuerdo todo lo que había hecho desde que había llegado al mundo. Por primera vez en su vida se afrontaba y se juzgaba a sí misma. Encerrada en aquel recinto la mujer debía aprender y atravesar la puerta de la eternidad sin temores. Y si lo quería realmente lograba hacerlo.Todas las mujeres pueden, es solo cuestión de voluntad. Si quieres algo, entonces puedes, basta simplemente que lo desees con todas tus fuerzas.
Pero si tu voluntad es débil y frágil, entonces no lo lograrás. Una vez que hayas comprendido la potencia que reside en tu interior, podrás alzar tu cabeza, mirar con amor y dulzura y accionar al mismo tiempo con serenidad y determinación.
Aquellas que entraban en el Templo del Puma aprendían a tender un puente, era una de las pruebas que tenían que superar.
A través de la mujer el hombre puede alcanzar lo Absoluto, por eso es tan importante para ella direccionar su propia energía. Si logra tender ese puente de energía, el hombre que lo recorrerá sabrá que ella es el camino capaz de conducirlo a la divinidad.
En aquel lugar, templo del tiempo y del espacio, la mujer aprendía a entrar en armonía y en paz consigo misma. La armonía es fundamental para que cada elemento se uniforme a la unidad llamada Ser y la mujer pueda así gozar de la vida con calma, tranquilidad y seguridad.
La mujer que conoce la armonía mantendrá la serenidad también en los momentos más difíciles; sus ojos reflejarán la pureza de su alma y se iluminarán de su belleza interior, aquella que nunca se deteriora.
Una mujer armoniosa gozará de mayor salud y juventud que, compartida con su compañero, alargarán su existencia. Para poder ser iniciada la mujer tiene que volver al útero de la Pachamama y sumergirse en el océano de la vida. Tendrá que entrar en contacto con su propia intimidad y en armonía con los elementos simpáticos: la tierra y el agua. Solo así el espíritu podrá manifestarse. Tendrá que aprender a sobreponerse a las dudas, a los temores, al dolor, a los miedos, a la desesperación, al cansancio, al fastidio, a la frustración, a la desilusión. Mediante aquella prueba sabrá si su cuerpo trabaja en armonía con su mente en la individuación del peligro. Gracias a la preparación recibida aprenderá a ver y a sentir en la oscuridad, a comprender si es el momento de esperar o de accionar y en el momento que sus sentidos le avisen de la existencia del peligro, sabrá afrontarlo recurriendo a su prudencia, a su sabiduría, a su calma y a su serenidad. Y cuando finalmente logre superar cualquier tipo de peligro, entonces aprenderá a viajar en el tiempo y en el espacio.
Existe una profecía según la cual la tierra al comienzo del tercer milenio sufrirá profundos cambios. Llegará el momento en el cual el espíritu femenino se despertará de un letargo de más de cinco siglos para dar origen a un mundo de paz y armonía. La salvación de la humanidad está en manos de la mujer quien tiene que volverse verdadera para poder encontrarse con otras mujeres y unidas salvar la tierra.
Hernán Huarache Mamani : “La profezia della curandera”

La importancia del cabello largo en las culturas indígenas americanas

El cabello es la manifestación física de nuestros pensamientos y una extensión de nosotros mismos

Tan puro y sagrado son los pensamientos de Nuestra Madre, la Tierra, que su pelo crece largo y fragante. Las hierbas dulces que se encuentran cada vez mayor en todo el mundo representan el cabello de Nuestra Madre, la Tierra.

Estas hierbas especiales a largo han sido recogidos por los pueblos nativos de la Tierra para su uso como incienso (a percibir por los sentidos) para la curación física y espiritual, celebraciones, para la oración sagrada y ritos de purificación.

Ellos han usado el cabello de la tierra en sus ceremonias con fines de curación física y espiritual o en rituales que ellos consideraban sagrados.

551772_4042129369361_1446633953_n
Nuestro cabello  es la extensión física de nuestros pensamientos
, nos brinda la dirección a lo largo de nuestra vida; cada uno de nuestros cabellos nos representa a nosotros mismos, son puntos de conexión fuertes tanto de nuestro cuerpo como de nuestro espíritu según los pueblos indígenas. En todos los pueblos de la tierra existen cuentos o leyendas en donde el cabello juega un papel crucial en el destino de los protagonistas, por ejemplo aquellas historias que cuentan sobre los hechiceros o brujas que emplean el cabello de una persona para causarle daño, aunque no es el cabello en sí lo que usan para ese propósito sino las emociones que lleva dentro.

En muchos países del mundo los hombres y mujeres de sabiduría han llevado el cabello largo; en cambio en los lugares donde se ha presentado la tiranía en cualquiera de sus formas el cabello corto ha sido obligatorio y este, junto a otros factores ha culminado con la derrota espiritual y física de los pueblos.

El cabello tiene su propio lenguaje y carácter, y la forma en que sea peinado es sumamente importante para quién lo porte:

La raya en medio representa la alineación del pensamiento, la trenza la unidad del pensamiento con el corazón,  el cabello suelo significa seguridad y el cabello recogido convicción; aunque actualmente las personas se peinan sin conocer el significado de sus acciones el estilo en que se use el cabello es importante pues haciendo a un lado la vanidad o practicidad, la forma en que uno lleve el cabello repercutirá directamente sobre nuestro estado de ánimo.

Para la comunidad africana la forma de llevar el cabello representaba muchas otras cosas: El peinado en forma de trenza se hacía de forma que sirviera como mapa, tenía unas pautas que ayudaba a marcar caminos. Por ejemplo en Cartagena de Indias, cuando escaparon los esclavos y crearon el Palenque, conocido ahora como San Basilio de Palenque, las mujeres usaban los peinados para realizar mapas y recordar los caminos sin que el esclavizador se enterara o los pudiera entender. Como las mujeres y las niñas no estaban tan controladas, podían seguir el camino en ocasiones a escondidas de sus “amos”.  También se utilizaban las trenzas para guardar los granos de maíz de las explotaciones, así nadie las vería y ellas podrían sacarlo de las plantaciones y poder cultivarlo para ellas.

Por estos motivos el peinado en trenza es algo más que comodidad o estética, sino que tiene una fuerte simbología en cuanto a la identidad afro.

Adentrándonos al pensamiento de los pueblos indígenas encontraremos que la forma de llevar peinado el cabello era de suma importancia pues de esta manera se describía y anunciaba su participación en diversos eventos: matrimonio o guerra, alegría o duelo. A través del cabello y los tocados que se llevaba sobre él se podía saber  la madurez de las personas, su estatus en la sociedad o los tiempos de paz y guerra.

Los peinados eran como las estaciones; cambiaban en ocasiones públicas, privadas y ceremoniales. El  cabello representaba los pensamientos  y el estado espiritual del individuo; mostrando los vínculos y la unidad espiritual de su familia y definiendo la armonía cultural y el alineamiento espiritual de su comunidad .

El cabello representaba los estados de la naturaleza, fluían en línea recta como las cascadas o eran ondulados como el agua del río. A los niños indígenas se les enseñaba a lavar y enjuagar el cabello. El cuidado de sus cabellos era tan importante como el mantenimiento de su salud física y espiritual; también se les enseñaba a crear los peinados rituales usando madera, huesos, plumas o piedras como tocados.

Las mujeres indígenas de los pueblos nativos del norte del continente usaban como peine uno de los huesos de la cola del puerco espín colocándolo  sobre un mango de madera y sujetándolo con pequeñas tiras de piel trenzadas. Ellas creían que al peinarse el cabello todos los días le daban fluidez a sus emociones y pensamientos.

El cabello que se caía o quedaba acumulado en los peines era recogido y mantenido en una bolsa; al llegar la luna llena las mujeres se reunían en una ceremonia y ofrecían el registro de sus sentimientos e ideas acumuladas en el cabello caído a los espíritus del fuego, tierra y aire para que fueran bendecidos; posteriormente las ofrendas de cabello eran colocadas en el fuego sagrado y los pensamientos y emociones de cada una de ellas se elevaban junto a sus oraciones a través del humo y el viento hasta llegar a la luna.

Para los pueblos indígenas el  cortar el cabello no solo representaba el corte de la corriente de su pensamiento sino en algunos casos una deshonra. Una guerrero con el cabello cortado en la batalla no tendría lugar en el seno de sus ancestros pues no tenía alma, ni recuerdos ni corazón. Automáticamente se convertiría en un espíritu gris atrapado entre los mundos.  En las enseñanzas de muchas tribus indígenas el cortar el cabello representaba un proceso de duelo  o la proximidad con la muerte. El cabello era un elemento místico en todas ellas. No permitían que nadie tocara su cabello sin su permiso.

1069200_10151738304254534_165635509_n

Entre el pueblo mexica algunas mujeres llevaban rapado el medio de la cabeza, otras lo llevaban trenzado y peinado hacia arriba, mientras las puntas de sus trenzas semejaban pequeños cuernos que sobresalían de sus frentes, solo las prostitutas lo llevaban suelto, y usaban lodo  y xiuhquílitl para oscurecerlo. A excepción de ellas y en distintos pueblos indígenas de México el color y número de listones  que usaban en sus trenzas representaban la soltería o el matrimonio.

Los hombres sin embargo y dependiendo de su edad y profesión podían llevarlo de distintas formas:  Los hombres que no servían en la guerra  llevaban los cabellos largos al hombro con un fleco al frente, los guerreros -dependiendo de su grado- llevaban un arreglo distintivo a forma de tocado. Desde que nacían hasta los ocho o nueve años llevaban el cabello corto, al cumplir los diez se les dejaba crecer un mechón de pelo en la nuca llamada mocuexpaltia.

Llegando a la adolescencia su cabellera ya era larga y si a esta edad eran capaces de capturar a un enemigo, ya sea solos o con la compañía de alguien se les cortaba ese mechón como símbolo de su logro. Pero se le dejaba crecer un mechón sobre la sien derecha que con el tiempo cubría la oreja. Dependiendo del número de cautivos que hacían se les recompensaba con diferentes adornos que demostraban su poder y valentía.

Como podemos ver, el cabello era de suma importancia para los pueblos indígenas por muchas razones y aunque en la actualidad tales practicas han desaparecido casi por completo nunca es demasiado tarde para re-aprender y re-aprehender todo aquello que nuestros ancestros nos han enseñado.

 

Articulos originales: White Wolf  y en Paola Klug
Con información de: Causas Nativas, África no existe y tradiciones orales.