PARIR es PARTIR-SE EN DOS (1)

Cuando estaba embarazada pensé mucho en la palabra PARIR… yo no queria parir, pues relacioné mucho esa palabra con el dolor, PARTO-PARIR para mi era partirse y partirse era romperse… y romperse uffff… duele mucho y se tarda en sanar. (A quien le han roto el corazón imagina esos dolores!)

Sin embargo, después del Parto, después de estos siete deliciosos meses al lado de mi bebé-maestro-hijo, recien voy comprendiendo poco a poco el significado profundo que ha cobrado para mi esta palabra:

PARIR… sigue siendo PARTIR-SE. Por qué?… Pues, porque, una parte nuestra como mujeres se va, “parte” definitivamente para convertirnos en otro ser,  en otra mujer totalmente diferente  siendo la misma. “Parten” muchos miedos e inseguridades que antes se presentaban ante cualquier cosa y te das cuenta que poco a poco te conviertes en una loba, una leona feroz que haria cualquier cosa para proteger a tu cachorro; “parten” y muy lejos las tontunas (como dice mi compañero-hermano-esposo) pues casi de pronto, te das cuenta que hay alguien que importa más que cualquier cosa, persona o problema, “parte” el egocentrismo y ese mundo que era solamente tuyo se va dispersando para llenarse de pañales, de risas, de manos chiquititas, de juguetes…  . “Parte” y no volvera jamás esa otra parte (valga la redundancia) que dejas atrás, la mujer sin hijos. Y con esto no quiero decir que una mujer sin hijos valga menos, solo digo que hay una diferencia, hay un cambio tan profundo que nos hace ESTADO, desde ya y para siempre, seremos otra mujer:  más completa (feliz o no, es otro asunto) pero mas completa, pues esa experiencia de PARIR=PARTIR-SE nos mueve tan profundamente que a los pocos días cada célula se reconoce como parte de una MADRE.

IMG_0586bn2

PARIR… es partir-se = abrirse, como el arbol que abre su corteza-piel para crear nuevas ramas, como se abren los frutos cuando van a soltar sus semillas, como las semillas cuando se “parten” en dos en el momento justo en que sale la pequeña raíz que las conecta con la tierra dando nueva vida… nos partimos justo a la mitad y sale nuestra luz y nuestra oscuridad, la parte más salvaje y la mas domada, la mujer más valiente del mundo y la que está cagadita de miedo, la que puede con todo su cuerpo.. y la que tiene miedo a una herida… ahí estamos partidas, con dos voces que van luchando en nuestra mente, para dar paso al nacimiento de otro ser-mujer-madre-hij@… nos partimos pues solo así podemos abrir nuestra coraza-corazón y permitir que el amor fluya como la savia-sabia de un arbol, lubricando nuestra herida-apertura para enraizarnos y ser sembradas nuevamente en la tierra en la gran Pachamama… la gran madre que cada dia se abre-parte para darnos vida.

PARIR…. es Partir-se en Dos… tu y el otro ser (amado) un otro, pequeñito, humano, fragil, que a penas nacer te inunda de un amor indescriptible, te abruma, te llena, te sobrepasa, te ilumina en segundos…  y entonces, en ese instante que lo ves por primera vez… comprendes  TODO, pues todo cobra sentido, cada pujo, cada grito, cada llanto, cada dolor de esa ruptura interna, externa, física, almica, etc. etc…. porque ya desde ese instante, jamás estarás sola… el OTRO SER… que nace de ti, que es “parte” de ti, ya siempre estará ligado a tu corazón… desde ese instante precioso y preciso, es el latido de su corazón el que hace que cada latido tuyo tenga sentido, desde ese instante, naces tambien a la vida, a otra vida llena de colores, naces como Diosa, como una Supermujer paridora, como leona con su cachorro, como una loba… re-naces y te das cuenta que desde ahora eres Dos.

PARIR es sin duda PARTIR… irnos lejos en unas horas, renunciar a todo, dejar el control, abandonarte y confiar y entonces…  morir un poco para conectar con la vida, hacerte recipiente para el Amor Verdadero, deshacerte para amar profundamente,  y en segundos infinitos preparte para VOLVER y nacer con más Amor…

Desde entonces… eso es PARIR… ❤   (continuará…)

Warawara