Sobre nuestros éxitos y nuestros fracasos.

doscaminos

10 de Diciembre de 2017
21 DÍAS de preparación para el SOLSTICIO
“meditaciones, mensajes, canalizaciones y sueños”

¿Cómo ha sido tu año? ¿Qué palabra resume cada mes? ¿Cómo te sientes al hacerlo?… Yo te cuento que entre la crianza, las terapias, los proyectos que voy preparando para el año que viene y mi vida “normal”, me queda el tiempo justo para seguir con este compromiso que me hice de meditar y profundizar cada día hasta el Solsticio, sin embargo continúo muy contenta de compartir mi cosecha anual… jejej

Dos oportunidades para iniciar nuestro ciclo

Alguna vez en las Conversaciones con el Amawta Fernando, él nos explicaba que la Pachamama tiene no uno, sino dos años nuevos, dos momentos en que la energía de la Madre tierra se renueva, uno es en el Sur con el Año Nuevo Andino el 21 de Junio, y el otro es aquí en el Norte, este próximo 21 de Diciembre.

Por tanto esta preparación es válida para cualquiera de los dos momentos, para cerrar un ciclo y permitirte abrir otro, sin duda mucho más ligera, pues al revisar nuestro año entramos en un proceso muy bonito que es dejar, soltar nuestras experiencias y recoger de ellas nuestros aprendizajes, esa es nuestra cosecha anual!.

Cuando nuestro año ha sido fatal!

Hoy quiero compartiros sobre algo que a muchos nos puede pasar cuando revisamos nuestro año, y es el darnos cuenta que nos fue fatal, podemos acabar diciendo que fue el peor año de nuestra vida y tendríamos poquísimas ganas para proyectarnos un ciclo más.

Sin embargo, esto sería un poco parcializado, al revisar mes por mes, al re-ordenar nuestras experiencias, nos daremos cuenta que si bien tuvimos meses muy malos, entre medio de ellos también hubieron momentos de mucha lucidez, momentos de calma, paz, de comprensión y aprendizaje.

Revisando nuestros éxitos y nuestros fracasos

Y de eso se trata, la mayoría de las situaciones que vivimos son la consecuencia de actos que se han ido sucediendo uno tras otro, y cada uno de ellos fue llevándonos hacia el éxito o al fracaso. Y ambos, exito y fracaso son, como nos recuerda Amawta, las caras de una misma moneda.

No podemos echar la culpa solo a los demás, al mundo, al universo, a Dios y a la sociedad de nuestros fracasos y echarnos todo el mérito del éxito a nosotros. Pues, todo es comunitario, todos estamos inter-relacionados.

Si echamos toda la culpa, si responsabilizamos a los demás de lo que nos sucede, de nuestra tristeza, nuestro dolor, nuestro llanto, etc., estamos diciendo desde otro lugar que solo si “ellos” hubieran actuado de otra manera nosotros seríamos felices o estaríamos bien… y eso es delegar el poder y la responsabilidad que tenemos sobre nuestra vida al otro.

Es verdad, que las relaciones no son perfectas, hay muchas cosas que nos suceden y que son injustas, pero para sanar profundamente, hay que tomar también nuestra responsabilidad de aquello que nos ha sucedido.. para que de esta manera si estamos bien, el éxito también sea nuestro.

Y sobre el éxito, tenemos una muy mala costumbre a nivel general, y es que cuando tenemos éxito en algo… pensamos que es mérito nuestro, que nosotros “solos” lo hemos conseguido, que nadie tiene nada que ver con nuestro éxito… y esto no es así, empezando por la madre tierra que nos sostiene, que nos da alimento, nos da ropa, el sol que cada día ilumina nuestra vida, hasta nuestra casa que nos acoge o las personas que nos acompañan en nuestro crecimiento, sanación, etc., todos tuvieron algo que ver en nuestro éxito.

El poder del Agradecimiento

Como dice amawta, esto tiene que ver muchísimo con el Agradecimiento. Una persona que asume el rol de víctima, ha delegado todo su poder en los demás y para salir del victimismo necesita hacerse cargo de sí misma, tomar su propia responsabilidad (aunque mínima) sobre lo que le ha sucedido, y necesita retomar el agradecimiento. Sabiendo que también su sanación, su estar bien, su éxito… será compartido, con la Pachamama, con Dios, con sus guías, con las demás personas.

Y una persona que ha logrado vencer un examen, que al fin tiene una pareja, que ha recuperado su salud, que ha sido madre, que ha solucionado una disputa, que está más contenta, o que le ha ido bien económicamente, etc., en resumen, una persona que ha cosechado éxitos, necesita también recuperar ese poder de agradecimiento, para no subirse al tren del Ego y elevarse a las alturas, sino tener los pies en la tierra, con modestia y humildad.. y ser reconocido por sus guías, por la Madre Tierra, por quienes le rodean.

Es hermoso recordar que toda la tierra es comunitaria, ella y todos los seres que la habitan están inter-relacionados, que Dios, el Gran Espíritu, Wiñay Jakiri.. o como quieran llamarle está en todo y en todos, así que todo éxito y todo fracaso también es suyo.

Gracias Amawta Fernando por tanta sabiduría compartida… Gracias Pachamama por guiar cada uno de mis pasos… Gracias a mi clan que me sostiene y me equilibra… Gracias a mi tribu que se extiende más allá de las estrellas… Gracias a todos mis errores, a todos mis fracasos pues de cada uno de ellos aprendo y Gracias a vosotros quienes siguen estos escritos, pues sois mi inspiración para compartir quien soy!.

Gracias infinitas!!!

gracias

Jallalla!!

 

Warawara Neila Marquina
Sacerdotisa de la Pachamama (Madre Tierra)
Sabiduría Amawtica Femenina para el nuevo tiempo

 

2 respuestas a “Sobre nuestros éxitos y nuestros fracasos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s