La humanidad va fatal y eso me duele… que hacer?

mafalda-1

Muchos de nosotros somos seres sensibles, PAS, personas de alta sensibilidad y cuando vemos las noticias o nos llega a través de alguna red social, las imágenes dolorosas de la guerra, las injusticias, los maltratos a niños, a animales, a la naturaleza…etc., sentimos como el corazón se nos cierra, como si una puñalada nos hiriera el alma… y nos suben unas tremendas ganas de llorar, de enfadarnos con el mundo… de perder la fe en la humanidad y mandar todo por un tubo… y alejarnos de todo! para no “sufrir” con lo que vemos o sentimos.

Muchos de los PAS (índigos, cristales o arcoiris), preferimos “desconectar” del mundo, nos alejamos de las noticias y tratamos de relacionarnos con personas menos tóxicas que nos recuerden que haber nacido debe tener algún sentido que no conocemos.

Pero, al mismo tiempo, sabemos que alejarse de todo no es la solución, porque el “mundo” sigue ahí, con todas sus miserias y todo ese dolor que sentimos en nuestro cuerpo y en el alma, cada vez que echamos la mirada hacia él.

¿Qué hacer entonces?

Muchas veces a lo largo de mi vida, me pregunté que podía hacer para cambiar lo que veía a mi alrededor. Me metí en política, en movimientos anti-políticos, en movimientos sociales, estuve algún momento de activista en pro de… luego inicié mis propios proyectos, trabajando con niños de la calle o centros de acogida, estudié psicología con la intención de tener herramientas para ayudar a las personas… pero aún y todo, el dolor seguía ahí… pues la realidad humana no se puede tapar con un dedo.

Recuerdo muchas veces llorar por no comprender el mundo, a las personas, a la humanidad, por no comprender ¿cómo es posible que hagamos todo esto sin darnos cuenta?… y por esa sensación de impotencia que me decía de que haga lo que haga.. al final no sirve de nada!.

Hoy gracias al cielo, gracias a la Pachamama, gracias a mi misma, y a que pude encontrar mi misión, mi camino a través de gente sabia que supo guiarme y supe reconocer, he encontrado varias respuestas, desde la visión amawtica tiwanakota, que no son únicas verdades… pero son las que me ayudaron y una de ellas es la aceptación

Aceptar… Creo que es lo más dificil y lo que me tomó más tiempo, pero a la vez una de las cosas que me ayudó a volver a mi centro y retomar mi misión!.

  1. Aceptar que EN ESTE PLANO SE VIVE LA DUALIDAD, que el mundo en el que he elegido de nacer es dual”, que aquí uno nace para reír, para amar, para ser feliz, pero también para llorar, para entristecerse o enfadarse. Que la dualidad se expresa en todo lo que existe, está en mi misma y en todo lo que me rodea. Que aceptarla, me ayuda a centrarme, a estar en mi propio centro, desde donde todo lo que veo cobra otro sentido.
  2. Aceptar que LA HUMANIDAD ESTÁ GESTÁNDOSE, que no es perfecta, que no estamos “terminados”, sino en proceso de evolución y que esa evolución nos va llevando de un extremo a otro, de la pureza a la maldad, de la belleza a lo detestable, del amor al odio, de la sabiduría a la ignorancia, y así hasta llegar un día al equilibrio entre nuestras polaridades. Por lo tanto, soy parte de una humanidad en evolución, yo misma estoy evolucionando, por lo tanto no soy perfecta!
  3. Aceptar que todos respondemos a la LEY CÓSMICA DE LA LIBERTAD, cuando era pequeña reclamaba a mis papás el porqué me habian traido, hoy sé que fuí yo quien elegí nacer en este planeta, en este plano, en la familia que elegí, en mi país, etc., y vivir las experiencias que la vida tenía preparada para mi. Esto me llenó de muchísima responsabilidad sobre mi propia vida, mis dolores y mi sanación, sin echar ya la culpa a ellos por haberme traído, esto fue importante para empoderarme. Pero a la vez aceptar esto, mientras tratas de encajar con lo que ves en el mundo es dificilísimo, en realidad no ayuda mucho, ni para el dolor o el enfado!, pero aceptarlo, me permitió generar cambios desde otro lugar de conciencia, desde mi centro.
  4. Aceptar la LEY CÓSMICA DEL AYNI, aquí en la Pachamama, en la madre tierra, todo es ayni, todo es reciprocidad, todo tiene al equilibrio… por lo tanto sé que lo que sucede ahora, es parte de ese movimiento que vuelve al equilibrio, todo lo que sucede, es parte de esa ley, de causa y efecto, de dar y recibir, de no dar y no-recibir. Es un aprendizaje contínuo y difícil cuando al ver una sola vida, vemos un fragmento de toda la vida cósmica de ese ser, no sabemos cuál es su deuda, que está dando, qué propósito tiene lo que le sucede, no llegamos a comprender el misterio de la vida, pero la certeza de que hay una ley que hace que todo vuelva al equilibrio, permite tener un poco más de paz, y ser co-creadores de ese Ayni, de ese retorno al equilibrio de la Tierra, de la humanidad, de la sociedad, de todo lo que nos rodea, de nuestra propia vida.
  5. Aceptar que tenemos que pasar por la EXPERIENCIA!… de pequeña odiaba que mis padres me digan que hacer o que no hacer, necesitaba experimentar cada caída, cada dolor, cada alegría y cada premio por mi misma… entonces, si esto aplica a mi ¿porqué no aplica a toda la humanidad?, comprendí que toda la humanidad aún es niña, que estamos cayendonos, llorando, sufriendo por las caídas pero esto nos permite “aprender” y más importante “desaprender”…
  6. Aceptar que SI QUIERO CAMBIAR EL MUNDO, DEBO COMENZAR CON MI PROPIO MUNDO muchas veces me encontré a mi misma reclamando a la sociedad a la humanidad, su violencia, sus heridas, su ignorancia, su indiferencia ante el dolor ajeno… hasta que empecé a ver mi propia vida, y vi mis relaciones, vi el enfado, la violencia que habían en las relaciones con mis padres, con mi familia, con mi comunidad… ví como era yo misma frente a “eso que reclamaba”. Comprendí la famosa Ley del Espejo/Reflejo, y me permitió aceptar que no podía pedir nada que yo no estuviera dispuesta a dar…¿quería amor?, debía ser más amorosa… ¿quería mas comprensión?, pues debía ser aún mas comprensiva… ¿Quiero justicia?, pues debo aprender a ser justa, conmigo, con los demás, con lo que me rodea… y así un largo etc., pues todo cambio comienza en mi misma.
  7. Aceptar que tengo poder… que todos lo tenemos, que debemos EMPODERARNOS, recuperar la fe en nosotros mismos, y eso nos permitirá recuperar la fe en la humanidad. La fe en nuestros proyectos, en nuestros sueños… Esta página y todo lo que hago es un ejemplo!, antes tenía mucha vergüenza de escribir, del qué dirán, de que si lo que digo o no le agrada a la gente…  no tenía fe en mi misma, ni en mi verdad… mi poder estaba en “el qué dirán”… pero hoy se, en base a mi propia experiencia que lo que cada ser humano tiene que decir, es SU VERDAD, es su trocito de experiencia, de vida, es su responsabilidad… mi MISION ES DAR MENSAJES… compartir esto que aprendo, ayudar a más personas a hacerse responsables de sus propias vidas, a empoderarse, y muchas cosas más… y eso es mi aporte a la humanidad.
  8. Aceptar que SOY TIERRA EN CONSCIENCIA es decir, que toda la humanidad con sus dolores… sus fracasos, sus heridas… su inconsciencia.. todos los humanos, cada uno pequeño grande, gris, verde o azul… etc., “todos” absolutamente todos independientemente de lo que hagamos… no somos nada más que una partecita muy pequeña de la Tierra… vivimos sobre su piel, la explotamos, la expoliamos, le hacemos barbaridades a nuestro planeta… pero no somos nada, ni lo seremos el día en que ella se mueva un poquito, porque será como cuando uno necesita cambiarse de ropa… toda la humanidad comparte una sola consciencia (sino lean a Jung!) y si somos conscientes es porque lo es la Tierra, es imposible pensar que la conciencia solo nos pertenezca a los humanos… si lo somos, es porque vivimos en un “ser vivo consciente”, pero claro, como dice el Amawta Fernando, no le vemos cara de humano… y no le reconocemos!… somos su prolongación, somos su extensión… somos su conciencia, su dualidad, somos parte de ella… en todos sus aspectos! y ella es dual”… así que sabiendo esto….
  9. Acepto que puedo ELEGIR…  estar en el AMOR DE PACHAMAMA… y colaborar a que más partes de ella (es decir otros humanos) despierten esa consciencia…. o seguir ignorando la responsabilidad que tengo sobre mi misma, mis relaciones, mi lugar en el mundo y esta maravillosa oportunidad de aprender y desaprender por la que he nacido!

Mi conclusión… 

Es que no hay conclusión… sino que todo es parte de esta ciclicidad de la que somos parte, nuestro sistema solar es parte de una galaxia que es parte de otra aún mayor y vamos dándonos un “paseíto” por el universo… así que me es imposible concluir algo, porque no se lo que vaya a suceder en el futuro.

Así que como no hay conclusión, solo me toca estar en el presente… RESONAR en el presente, tener MÁS CONCIENCIA en el presente y transmitir este GRAN AMOR que lleva mi corazón de estrella a quienes me rodean, en cada momento presente…

Me he puesto del lado de quienes tocan campanas porque sé que ha llegado un tiempo de cambio… he nacido para ello, estoy preparada, tengo fe en mi misma, tengo fe en ti, en que tu, yo y todos los que estamos buscando soluciones… podemos hacer que más células humanas despierten!!

Y ese es mi papel!.. minúsculo en el vasto universo…. tan válido como el de una hormiga…

Jallalla!!!!

Warawara · Neila Marquina
“La estrella que viaja por el universo… llevando el mensaje de las estrellas… de los ancestros”

Salir de nuestra comodidad… Luna con lluvia reflexiones

niñalluvia

Esta luna llena de noviembre fue hermosa… íbamos a celebrarla como siempre en medio de la montaña, en un hermoso templo de tierra roja, el templo de fuego. Cuyo color nos recuerda el camino que hemos elegido, un camino de conexión con la Pachamama.

Sin embargo, una vez más la Pachamama nos dió una gran lección de humildad, cuando nos dirigiamos hacia el templo, la presencia y la voz fuerte del gran Apu Tunupa, el señor de los rayos se hizo escuchar, los truenos y los grandes nubarrones que se nos pusieron encima anunciaban una inminente lluvia.

Íbamos como siempre, los que teníamos que ir. Después de tantos años de circular y ceremoniar sabemos que nosotros no convocamos, sino es la Madre Tierra, la Abuela luna que llama y simplemente nuestros corazones resuenan con ese llamado y esa experiencia. Sigue leyendo

La Luna y yo…

cielosalaruyuniexpresiones de la naturaleza : Espejo / Salar de Uyuni, Bolivia por: Randy Halverson

Es imposible decir cuándo comenzó esta relación tan amorosa y sagrada con la Luna…

Desde que era niña la luna llena me causaba fascinación, salía al patio y al verla nacer entre las montañas, entonces me ponía a bailar y dedicarle canciones como si fuera mi única espectadora, era el público de nuestros juegos infantiles. Ante ella nos desnudabamos la risa y las verguenzas, sacando de nosotras toda aquella alegría que  guardadabamos dentro.

Muchas noches, mientras las lágrimas caían por mis ojos, veía su sonrisa en el cielo y me recordaba que todo el tiempo es cíclico, que siempre estamos girando, que las cosas vuelven, las alegrías vuelven y también las penitas, pero lo cierto es que nada se queda para siempre, sino que todo se va y vuelve… todo.

Otras veces, mientras iba por la calle de vuelta a casa, meditando sobre el futuro que vendría, la veía guiñandome un ojo, recordandome que el futuro está atrás, donde están nuestros sueños y todos esos proyectos que un día soñamos, me decía no mires adelante… recuerda que tus pasos marcan la trayectoria de lo que ya has caminado y lo que el día de mañana caminarás, entonces volvía a mi y cada paso se hacía sagrado.

La abuela luna… Mamita phaxsi… cuando se ilumina completa me trae tanta alegría, me lleno con ella y me vuelvo niña, brota en mí la luna juguetona, y me lleno de tribu, de su tanto amor… me alunolleno!! y me va durando varios días… hasta que finalmente un día siento vacío y entonces, miro el cielo… y ella no está.

Pero con el tiempo me di cuenta que no es que no esté, sino que igual que yo, ella cierra los ojos y me enseña lo importante que es entrar dentro de mi, cada vez un poquito más, cada mes un poquito más… me enseña que cuando cierro los ojos y veo hacia adentro… puedo ver mis estrellas, aquellas que habitan mi cielo profundo y son el mapa que guía a mi ser.

Me ha enseñado que cuando ella cierra los ojos y no está en el cielo… se renueva, y así me renuevo yo, como ella, como tu, como todas las mujeres… que queriendo o sin querer hemos abrazado nuestra parte más lunera o lunática, y nos amamos así… cíclicamente… en nuestra mayor luz.. y en esos momentitos que tenemos también de oscuridad.

Un abrazo del alma en esta Luna Nueva.

 

Jallalla!!!
Warawara · Neila Marquina
Wilumi · Sacerdotisa de la Madre Tierra

Sobre nuestro tiempo… reflexiones de luna llena.

lunallena

Luna Llena con Eclipse · Agosto, 2017

Esta noche ha sido hermosa y larga, llena de bosque, de tribu, de sabiduría, de reflexión. El tiempo pasa tan rápido. Todo pasa tan rápido, que apenas queda tiempo para lo verdaderamente importante: Este preciso momento.

Este aquí y ahora, tan necesitado de un cambio, del cambio de nuestra vida: Si, es ahora el cambio, todos lo sentimos, la humanidad está cambiando. No es mañana, ni pasado, ni en un mes, en este instante todos estamos en un momento importante.

Y el cambio pasa por nuestra vida, casi sin darnos cuenta, pues no nos implicamos en él. Postergamos las decisiones importantes de nuestra vida en la tierra, sin pensar que cada acto cuenta y son las decisiones en los pequeños actos que harán la diferencia en estos momentos:
¿Cuánta basura generamos? ¿Cuánta comida tiramos? ¿Por qué no cuidamos el agua? ¿Qué compramos? ¿En qué invertimos nuestro tiempo?

Nuestro tiempo, que es nuestra propia vida, es lo más sagrado, es el oro que tenemos.

Volver a la Pachamama viviendo en la ciudad no es fácil. Y más ahora con tanta tecnología que nos invita a disociarnos constantemente, con esa vertiginosidad, esa rapidez para dejarnos atrás: “desactualizados”.

Para evitar eso los teléfonos, los tablets, el ordenador, se han convertido en medios tan importantes en nuestra vida que no vamos a ningún lugar sin ellos, para “seguir en línea”, para ser reconocidos, para estar en el mundo, porque al parecer el “nuevo mundo” es tecnológico, el mundo está on-line.

Tantos programas para “compartir” nuestra vida con los demás, mientras olvidamos lo importante de la soledad, de la meditación, del misterio, olvidamos la importancia del hablar con tiempo, mirándose a los ojos, sintiéndose, desnudandose… ahora no hay tiempo para eso, todo es rápido, visual, nuestro cerebro va a mil con tanta información… y me pregunto, lo necesitamos tanto?

Esta luna llena, con eclipse, que según mi maestro el Amawta Fernando Ergueta, no se celebra como todas las lunas, sino que es un tiempo especial para meditar, para reflexionar, para entrar hacia adentro de nosotros mismos, entrar al fondo de la tierra a nuestros templos y ciudades sagradas, para activarnos, para recordar lo esencialmente importante, me hace pensar en eso… me hace reflexionar sobre el tiempo. Un tiempo que va en contra reloj para la humanidad. Necesitamos volver a la Madre Tierra, enraizarnos, necesitamos dejar un momento de estar “conectados” para conectarnos realmente a nuestra vida y a ella. Necesitamos recuperar nuestro tiempo y equilibrarnos, para co-crear un nuevo mundo.

La soledad y el silencio, son un regalo necesario, casi un lujo. El día de un mañana pagaremos por ello. Reflexionemos.. y equilibremos, pues este instante es importante. No se trata de dejar ahora de ser parte de este “nuevo mundo” tecnológico, sino de equilibrar nuestra presencia en él. De ser conscientes de la importancia de nuestro tiempo, de cómo podemos perderlo tan fácilmente, pero no perdemos tiempo, perdemos vida.

Es importante que meditemos para equilibrar, que dediquemos ese tiempo sagrado para ir hacia el encuentro con nuestra Madre sagrada, con la tierra… ella no usa tablets, ni ordenadores, ni teléfonos de ultima tecnología, ni tiene cuentas en las redes sociales… pero ella siempre está ahí esperándonos, presencialmente.
Hemos olvidado el regalo de estar PRESENTES, porque “ser-estar-sentir” a la vez, es un regalo que se llama presente. 

Ahí… aquí en estos medios, aquí en este blog, en internet, por más que vayamos al mejor buscador… no encontraremos a la Pachamama, ni encontraremos nuestra sabiduría profunda.

Vayamos a sus bosques, a sus ríos, a sus fuentes sagradas, a sus lugares de poder, dejando esa “tecnología” en nuestra mochila, vayamos a recargarnos nosotros, a limpiarnos, a fortalecer nuestras raíces, a descargar nuestras mochilas, a hablar con ella, con los árboles, con los insectos, con las piedras, con lo invisible, a despertar nuestra sabiduría. Vayamos a su encuentro, honrando el misterio sagrado de cada lugar. No hace falta dar a conocer al mundo todos nuestros pasos… recuperemos nuestro misterio, recuperemos el misterio de los lugares sagrados.

Este eclipse, en luna llena, en este mes solar, marca la importancia del cambio, nos pide profundidad, sinceridad, honestidad, con nosotros mismos, con nuestro camino, con nuestra vida, con nuestro tiempo.

Porque es cierto, como humanidad estamos a contra-reloj, nuestra mamá es muy paciente y amorosa pero estamos llegando demasiado lejos con la soberbia humana, con el ego, y aunque querramos negarlo, estas redes nos mantienen ahí, en ese ego, por eso son redes. Desenredemos un poco.

Este es el momento de cambiar, este instante, este día, esta vida. Gracias!!.
Jallalla!!
Que mi corazón viaje profundo hasta el corazón de nuestra madre y desde ese lugar se eleve hasta el cielo donde habita nuestro padre profundo y entonces se encuentre con tu corazón, para re-encontrarnos…

Warawara
Sacerdotisa de la Pachamama (Madre Tierra).

Celebrar el Solsticio

img-20161218-wa0022

Celebrar el Solsticio, es un acto sagrado que nuestros ancestros en los Andes nos traen como legado para conectar con el misterio profundo que nos unifica con lo invisible, con el amor de Pachamama, con el amor de Tata Inti.

Celebrar el Solsticio… es también celebrar nuestro origen, recordar que también somos soles y que tenemos también el don de iluminar… de poner luz en nuestra vida, en la vida de los demás, de poner luz en el planeta…de hacer nuestra misión.

Celebrar el solsticio… es permitirnos renacer, hacer nuevos pactos con nosotros mismos, dejar atrás lo que necesitamos dejar atrás y comprometernos con los cambios que queremos en.nuestra vida.

Celebrar en tribu… es recordar quienes somos, que no estamos solos…que somos divinos, que somos h-UMA-nos.

Jallala tribu.. feliz.Solsticio.. y feliz.nuevo.inicio de ciclo solar… que la.Pachamama guíe nuestros pasos y nos unifique con el sagrado espíritu del Tata Inti.

Gracias Amawta Fernando por recordarnos desde la sencillez lo profundo y sagrado de cada acto que hacemos cuando honramos a nuestra madre amada.

Warawara · Escuela Amawtica ·

ESTAR BIEN…

“Lo inexplicable viene cuando te abres a ello”

ABRIRCORAZON

A veces lo único que necesitamos para estar bien, es abrirnos como una semilla, abrir en dos el alma dejando una rendijita pequeña para que pase el amor, para fluya la vida, para que el universo en su magia sagrada, nos inunde y llene de vida, de esperanza y de consuelo.

A veces lo único que necesitamos para estar bien, es volver a la humildad de sabernos bien quienes somos y cual es nuestro lugar, ese puntito decolores que brilla en el planeta tierra, ese puntito azul lleno de vida y de misterio que da vueltas danzarinas alrededor del sol.

A veces lo único que necesitamos para estar bien, es mirarnos al espejo y sonreír, ver nuestra cara de niña o de niño, mirarnos sin critica y reírnos de nosotr@s mismos, de nuestras aventuras y desventuras, porque todo lo que nos sucede ni es tan grave, ni es tan malo, es lo que necesitamos para aprender y crecer, en esta vida que es un segundo en el reloj de Dios.

A veces lo único que necesitamos para estar bien, es recordar, que somos también invencibles y maravillosos cuando nos lo proponemos, que hemos subido cuestas más grandes y entrado a valles más profundos, que hemos enfrentado miedos horrorosos cuando éramos pequeños y hemos vencido a la noche trayendo nuestra luz.

A veces lo único que necesitamos para estar bien, es saber que eso no durará, que todo cambia, y que todo estado es transitorio, como lo es la primavera y el invierno, como son las hojas del otoño, y el calor del verano, que todo cambia cada año, cada día y que todo es único.

A veces lo único que necesitamos para estar bien, es coger el telefono y llamar a un(a) herman@, un@ amig@, a tu madre o tu padre, y hablar de la lista de la compra, o del clima y de las cosas pequeñas de la vida y al final despedirte diciendo… te quiero.

A veces…también va bien escribir… y luego cuando estas bien.. ya dejar de hacerlo…

Warawara (Neila Marquina)

Gracias…

Gracias a todas las personas que apoyan este camino de crecimiento, de sanación, hoy puedo ofrecer este espacio, un lugar donde encontraras todo aquello que vamos trabajando y el porqué, de dónde viene y cuál es el sentido profundo que nos guía.

  • Lo que nos dicen las Piedras
  • Los cuatro templos sagrados.
  • Vivir en el ciclo sagrado
  • Que es la sanación y la curación
  • Prácticas de Sanación Energética
  • Chacha Warmi: El equilibrio energético de nuestras dos energias.
  • Que son los circulos femeninos
  • Que es el Warmi Pachakuti
  • Honrar el ciclo lunar: las 13 lunas
  • Honrar los cuatro soles

ACTIVIDADES:

  1. Participar en los circulos femeninos
  2. Formarse para abrir circulos femeninos
  3. Sanación con las Piedras sagradas
  4. Masajes energéticos
  5. Limpieza energética.

Es importante señalar, que muchos de los conceptos y explicaciones que nos permitirán entender nuestro camino, vienen de la sabiduría ancestral de los andes, sabiduría que ha sido transmitida generación tras generación hasta llegar a nuestros días a través de los sabios que nosotros llamamos Amawtas.

Mi nombre es Neila Marquina, soy Wilumi es decir una iniciada en la sabiduría de la Pachamama (de nuestra Madre Tierra), sigo y promuevo el conocimiento del Amawtismo, que es una forma de vivir en Armonia y equilibrio con nuestro planeta.

Tata Inti