Sobre nuestros éxitos y nuestros fracasos.

doscaminos

10 de Diciembre de 2017
21 DÍAS de preparación para el SOLSTICIO
“meditaciones, mensajes, canalizaciones y sueños”

¿Cómo ha sido tu año? ¿Qué palabra resume cada mes? ¿Cómo te sientes al hacerlo?… Yo te cuento que entre la crianza, las terapias, los proyectos que voy preparando para el año que viene y mi vida “normal”, me queda el tiempo justo para seguir con este compromiso que me hice de meditar y profundizar cada día hasta el Solsticio, sin embargo continúo muy contenta de compartir mi cosecha anual… jejej

Dos oportunidades para iniciar nuestro ciclo

Alguna vez en las Conversaciones con el Amawta Fernando, él nos explicaba que la Pachamama tiene no uno, sino dos años nuevos, dos momentos en que la energía de la Madre tierra se renueva, uno es en el Sur con el Año Nuevo Andino el 21 de Junio, y el otro es aquí en el Norte, este próximo 21 de Diciembre. Leer Más


Revisar nuestros pedidos!

meditando

Después de ir repasando los aprendizajes de este año, después de ver si aquello que nos propusimos el año pasado este año se ha cumplido y recoger esos aprendizajes necesarios, viene entonces la segunda parte tan necesaria y que muchas veces pasamos por alto: meditar sobre nuestros pedidos.

Hay una frase que solemos repetir: “pide y se te dará”… pero “ten cuidado con lo que pidas, porque puede cumplirse”, y de hecho se cumple tarde o temprano, porque todo aquello que hemos pedido ha sido tomado en cuenta por el universo!.

Así que una de las cosas más importantes que tenemos que tener en cuenta, es no solo pedir lo que deseamos en momentos de alegría, sino también revisar aquellos pedidos que hicimos en los momentos más duros, cuando sentíamos que la vida se nos venía encima y que no había salida.

Leer Más

Aprender a Desaprender

Desde pequeños hemos aprendido que cuando hacemos las cosas como los demás esperan de nosotros, siempre caeremos bien. Cada vez que hacíamos lo que los adultos  querían éramos premiados con aplausos, mimos, palabras cariñosas, un ¡qué bueno que eres!,etc., De igual manera hemos aprendido que hacer lo contrario, a las expectativas de los demás, nos convertía en “malos chicos”.

De pequeños, íbamos a lugares que no queríamos ir, estábamos con personas que no queríamos estar, en situaciones que no nos gustaban, decíamos cosas que no queríamos decir. Incluso a veces, comíamos y nos vestíamos de cierta manera solo para complacer a quienes estaban a cargo de nosotros.

Durante nuestros primeros años y en realidad hasta que entramos en la época de la “rebeldía”, tuvimos un refuerzo positivo constante, para no saber qué era lo que realmente queríamos, sino para complacer a los demás y ser “buenos chicos”.

Leer Más

Ser índigo y no morir en el intento!

Muchos de nosotros, hemos tenido un conflicto para aceptar que somos humanos, puede sonar raro, pero es mucho más común de lo que podemos imaginar, sobretodo para los seres índigo, que hemos nacido con el recuerdo de nuestras misiones y vivimos con una frustración constante porque vemos que el mundo en el que vivimos está muy lejos de aquel que “sabemos” que puede llegar a ser.

La primera vez que escuché sobre los índigo, fue cuando en mis archivos akhasicos, Amawta Fernando me dijo que yo era índiga, no tenía ni idea de qué significaba eso y busqué información por internet, eso fue hace más o menos ocho años y en ese entonces no había tanta información como la que existe ahora.

El Amawta, muchas veces nos explica sobre la humanidad y nos cuenta que lleva 500 años de retraso en su evolución, y nos recuerda que no solo somos nosotros, sino unos cuantos muchos que hemos nacido para vivir otra realidad muy diferente a la que tenemos hoy en día, y esto no es un consuelo, pero si ayuda a aceptar un poco esa frustración y en vez de pelearte con el mundo, ponerte manos a la obra, pues sabemos que hay mucho por hacer!

Leer Más

Para Crear Mujer… por Inés Lolago

Estos días en que las palabras van naciendo y limpiando este pozo profundo de mi corazón, me acompaña la presencia de una mujer medicina, una maestra de la voz, del canto, de la magia de la voz…

Estos días de frío, de finales de otoño, mi voz sanadora va saliendo y se va expresando acompañando estas canciones que nos llevan hacia adentro. Recordando quienes somos… recordando lo que hemos venido a hacer.. recordando que nuestra misión va más allá de nuestro ego… es nuestra esencia, nuestra alma que canta y que recuerda que nos estamos creando y criando en este vientre sagrado de la Tierra: Recordando. Leer Más


Re-nacer despues de una crisis.

A medida que llega el invierno, sentimos una especie de soledad y tristeza que nos acompaña. Durante este tiempo de preparación para la llegada del solsticio, vemos hacia atrás quienes fuimos, lo que vivimos durante este año, seguimos mes por mes y nos damos cuenta que han cambiado muchas cosas, nosotros hemos cambiado.

A veces hay situaciones en nuestra vida que plantean un quiebre, un momento de crisis interna, un tiempo que rompe nuestra línea de vida.

Momentos críticos en que sentimos que todo nuestro mundo se viene abajo, la tristeza, el enfado, la rabia, la ira, el dolor, acentúan nuestro sufrimiento y por momentos sentimos que durará para siempre. Nos vemos sumidas en un pozo profundo y parece que no hubiese salida, es un punto de no-retorno en el que sentimos que no hay nada peor que nos pudiera suceder, entramos en nuestro drama interno, y el mundo se acaba. Son nuestras pequeñas muertes!.

 Todos a lo largo de la vida, hemos pasado por estos momentos intensos, y pensamos/sentimos/vivimos como si no hubiera el futuro, como si no hubiese salida y no hay nada que nos consuele.

Leer Más

Cómo nos afecta la Luna Llena?

23471983_10210804554975640_1565508016795962440_n

“Celebramos la luna llena, la vimos nacer magnífica entre los árboles, asomarse entre las montañas e inundarnos con su luz, nos quedamos de pie y en silencio, recibiendo esa energía amorosa y sutil que emanaba de ella.

Su presencia no sólo iluminó la noche, sino también nuestro corazón, sonreímos, nos reconocimos, cantamos, danzamos en circulo, alrededor del fueguito, honrando y recordando que somos mujeres salvajes, mujeres lobas, mujeres libres, mujeres cíclicas, mujeres luna!”

Leer Más

Tiempo Sagrado: La Ciclicidad

La esencia femenina parte de una gran energía creadora. Si “nos dejaran”, o nos lo permitiera(mos)n, estaríamos creando todo el día, pensamientos, obras, canciones, proyectos, relaciones, frases, conflictos, problemas, etc. tanto de lo bueno y de lo malo saldrían sin parar a través de nuestros sentidos como panes calientes.

Tenemos una brillante capacidad de saltar de una cosa a otra, de no solo dedicar nuestra energía a un proyecto sino a diez o más a la vez, lo que nos conduce a tener al día más más de mil cosas inacabadas (por acumulación generalmente), desde nuestra carrera, hasta relaciones que hemos dejado para cerrar “cuando tengamos tiempo”.

Leer Más

Otoño, tiempo de soltar y recogerse

otoño tiempo de soltar y recogerse

Son los últimos días del otoño y durante todo este tiempo cada árbol se ha ido preparando lentamente para el invierno que viene. Han ido soltando sus hojas una a una, dejándolas ir, permitiendo que el viento amoroso las devuelva a la tierra. Ya son lejanos los días en que nacieron como brotes verdes, y lejano es el tiempo en que los pájaros cantaban alrededor de los frutos… Ahora las avecillas se acurrucan en los nidos más protegidos, ellas también han dejado su hogar, y muchas se han marchado buscando el calor del sur.

El viento frío del norte, nos dice que se acerca el invierno, nos habla de un tiempo frío en el que necesitaremos estar resguardados, estar hacia adentro, necesitamos recogernos, volver hacia nuestro centro, hacia nosotros mismos y hacia nuestro hogar. Pero, ¿estamos listos para volver?

Leer Más

Retorno de la Energía Femenina

“… y entonces ví como una mujer gigante se levantaba de la tierra, su tamaño era descomunal, era tan grande como puedas imaginarla. Primero apoyó sus brazos en la tierra y luego como quien va saliendo del fondo del lodo se incorporo lentamente hasta estar de pie, llevaba el pelo largo y negro, toda su piel estaba cubierta de barro… desde mi tamaño a penas podía verle el rostro, pero sabía quién era: la Pachamama.

Poco después mi sueño cambió, y me vi recorriendo una Isla en medio del Océano, vi muchas estatuas gigantes, me acerqué a una de ellas y era Sekhmet, la diosa león, la que es conocida por su ferocidad y llamada “La que frena la oscuridad”. Estaba sentada en su trono con los ojos abiertos, al retroceder para verle el rostro me encontré con otra estatua también despierta, una más conocida.. la estatua de la libertad, esta vez tenía una sonrisa y el fuego que llevaba estaba encendido… entonces desperté.” [“Sueños y despertares”, Warawara Neila Marquina]

Hace mucho tiempo ya que los sueños se convirtieron en mi escuela de aprendizaje, allí donde recibo mensajes de mis guías y maestros. Y este en particular me ha dejado un mensaje profundo, que deseo compartir.

Leer Más